Enrique Cornejo habló con El Comercio tras su renuncia al Apra

Tras renunciar a Partido Aprista, ex ministro dijo que seguirá en política, pero aún no decide si postulará a Lima en el 2018

Enrique Cornejo habló con El Comercio tras su renuncia al Apra

Enrique Cornejo renunció al Partido Aprista y criticó con severidad a sus dirigentes. (Foto: Richard Hirano/El Comercio)

Gino Alva

El ex ministro y ex candidato a la alcaldía de Lima Enrique Cornejo renunció ayer al Partido Aprista Peruano, en el que militó dutrante más de tres décadas, y criticó severamente a sus dirigentes. 

El Comercio habló con él acerca de su decisión, de su futuro político y de las elecciones municipales y regionales del 2018, en las que –hasta hace poco– tenía intención de participar.

–Su renuncia al Partido Aprista causó sorpresa a la dirigencia. ¿No hubiera sido adecuado comunicarlo internamente antes de anunciarlo en público? 
Yo no soy dirigente ni tenía por qué comunicarlo previamente. 

–Pero dada su trayectoria en el partido, con el que fue ministro y candidato a alcalde, ¿no lo consideró al menos como gesto político?
No, porque estoy suspendido más de un mes de mis derechos partidarios. La suspensión incluía  que yo no podía ni siquiera ingresar a los locales del partido. Es evidente que no tenía posibilidad, por lo menos, de informarles. 

–Antes de su renuncia tenía pensado postular nuevamente a la alcaldía de Lima en el 2018, ¿persistirá en ese objetivo?
Tenía la intención de postular en el 2018, en tanto tenía un partido y debía ser previamente un precandidato. Pero en este momento tengo que tomarme un tiempo para pensar en mi futuro político y, en su momento, lo comunicaré.

–¿Pero continuará haciendo política?
Por supuesto. Pronto daré los resultados de mi evaluación personal. Necesito unos días de tranquilidad frente a estos momentos, que no han sido fáciles. Han sido de muchas circunstancias complicadas. 

–¿Ya ha recibido la oferta de algún partido político?
No es que tenga un plan ni mucho menos, esto ha surgido a partir de una lamentable situación interna en el partido, que se ha vuelto pública. Lo que ocurra en adelante lo evaluaré serenamente, tranquilamente. 

–Por su formación política, ¿ve más factible formar un nuevo partido o incorporarse a uno ya existente?
Aun cuando pareciera que no, sí se necesitan ideologías y estructuras partidarias. Sin ellas viene el caos, la improvisación y la demagogia. Pero los partidos no se han actualizado y no es solo el caso del Apra. Estamos dando lugar a improvisados que, en nombre de la independencia, sin programa ni ideología, están dispuestos a ganar la elección y ver qué pasa. El país no está para eso.

–Usted militó muchos años en un partido, ¿cuál es la autocrítica?
Yo haré una reflexión y una autocrítica. El tema en el que estoy no es solo salirme del partido y ver qué hago en otro. Primero debemos reconocer lo que hemos hecho, aceptar nuestros errores y corregirlos. Si la política no resuelve los problemas del día a día de la gente, entonces no sirve.

–Antes de su renuncia, el partido lo sancionó debido a su conducta infraterna y a las revelaciones del caso de Odebrecht, ¿puede ratificar que no tuvo nada que ver con los sobornos?
Por supuesto, eso para mí es algo absolutamente tajante. Soy el primero que tiene interés en que eso se resuelva, se aclarará a la justicia y a fiscalía. Cuando sepamos toda la verdad, eso quedará confirmado.

–Lo revelado hasta ahora apunta a personas de su entorno, que ahora incluso están en prisión…
Creo que alguna parte de la información fue suspicaz. También hubo desinformación sobre mí que nació, en algunos casos, de fuentes apristas o algunas personas dentro del Apra. Pero ya pasó, ya no voy a referirme más a eso.

–En los últimas semanas fue evidente su confrontación con el ex presidente Alan García, ¿cree que él tuvo algo que ver con el boicot interno que Ud. ha denunciado?
Yo no voy a hablar de ningún dirigente del Partido Aprista. Desde ahora tendré un discurso propositivo.

MÁS EN POLÍTICA...