Ollanta Humala derivó fondos de El Niño a otros proyectos

Ex ministro de Economía, Alonso Segura, explicó que el dinero “era específico para responder a un desastre que no llegó”

Ollanta Humala derivó fondos de El Niño a otros proyectos

(Foto: Archivo El Comercio)

En diciembre del 2015, el ex presidente Ollanta Humala anunció en Piura que el Gobierno estaba “tomando previsiones e invirtiendo más de S/3.000 millones” en todo el país para responder al fenómeno de El Niño. El Gobierno había aprobado para el 2016 que ese monto fuera destinado a un pliego llamado Reserva de Contingencia dentro del Presupuesto Nacional. Seis meses después, el 9 de junio del 2016, ese presupuesto fue derivado a otros fines, a propuesta del propio Humala, quien contó con el respaldo mayoritario del Legislativo.

—Redistribución del presupuesto—
En mayo del 2016, de los S/3.000 millones, se habían utilizado 150 millones,  el 5% del presupuesto total. El Gobierno consideró, entonces, que los S/2.850 millones restantes debían destinarse a otros proyectos. Así, solicitó al Congreso de la República que S/1.950 millones se transfirieran a obras de inversión pública, S/600 millones a los Juegos Panamericanos y S/300 millones se quedaran en el “fondo para intervenciones ante la ocurrencia de desastres naturales”.

El proyecto de ley para la transferencia de los fondos fue presentado al Parlamento por Humala y el entonces primer ministro Pedro Cateriano. La propuesta se sustentó en que la alerta del fenómeno de El Niño fue cambiada a “no activo” por el Comité Multisectorial a cargo del Estudio Nacional del Fenómeno de El Niño (Enfen) y por el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred).

Alonso Segura, ministro de Economía y Finanzas durante el gobierno de Humala, explicó a El Comercio que esta decisión obedeció a que el dinero “era específico para responder a un desastre que no llegó porque se controló con la prevención, entonces no se necesitó. Esos tres mil millones, como eran reservas de contingencia, iban a revertir al Tesoro al final del año. Entonces, ¿qué se hizo?, se  reasignan a otras partidas y se crea el fondo”. Además, “habíamos asignado dos mil millones al presupuesto para mitigación de riesgo. Entonces, los reasignamos a proyectos de infraestructura para impulsar el crecimiento, política contracíclica”.

—Los proyectos financiados—
La iniciativa del Ejecutivo fue aprobada por el Congreso con 46 votos a favor y 16 en contra. De los S/2.850 millones, se transfirieron S/1.950 millones a 117 proyectos de los cuales solo cuatro –por un monto de S/31’966.769– estuvieron referidos a obras de prevención frente a desastres naturales en las regiones de Tumbes, Pasco, Ayacucho y Lambayeque.

La carretera Bellavista–Mazan–Salvador–El Estrecho, ubicada en Loreto y a cargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), es la obra que más recursos obtuvo. Hasta el momento, solo se ha utilizado el 0,2% de los   S/324’317.000 transferidos. La otra carretera a cargo del MTC, Mazamari–Pangoa–Cubantía recibió S/130’394.841 y ha ejecutado el 14,6%; según la información del portal de Transparencia Económica del Ministerio de Economía y Finanzas.

El proyecto hidroenergético Alto Piura, a cargo del Gobierno Regional de Piura, fue la segunda obra a la que se le destinaron más fondos. De los S/133’120.692 transferidos, se ha ejecutado el 20%, de acuerdo con la información del MEF.

Consultado sobre los retrasos en la ejecución de los proyectos, Segura afirmó:  “El problema ha sido el cambio de gobierno a mitad de año porque han entrado con recortes, una serie de cosas que han generado una interrupción en la ejecución del presupuesto, pero la lógica sí era la correcta”.

—El destino del resto del dinero—
Los S/600 millones que la norma destinó a los Juegos Panamericanos fueron transferidos a los gobiernos locales y regionales, según el portal de Transparencia Económica del MEF. Mientras que el saldo de S/300 millones, apenas el 10% del presupuesto inicial, fue asignado al Fondo para la Intervención ante  la Ocurrencia de Desastres Naturales, recursos que el actual gobierno viene utilizando para enfrentar la emergencia que hoy se vive en todo el país.

Respecto al saldo de los S/300 millones, el ex ministro Segura lo justificó afirmando que “era seis veces lo que se usaba en ese fondo cada año”.

—¿Quiénes votaron a favor—
Entre los que respaldaron en el Congreso la norma para redistribuir los fondos a los Juegos Panamericanos y otros proyectos, figuran los legisladores reelectos Richard Acuña, Manuel Dammert, Justiniano Apaza, Yonhy Lescano, Luciana León y Javier Velásquez Quesquén. Precisamente, la semana pasada, Velásquez Quesquén presentó una iniciativa para dejar sin efecto los Panamericanos por los desastres naturales.

—Opinión de especialista—
El economista Carlos Parodi calificó de “mala asignación de recursos” la redistribución que se le dio al fondo para el fenómeno de El Niño.

Para Parodi, esta decisión “evidencia que no existe ninguna visión de mediano y largo plazo. Si los recursos los inyectas a defensas ribereñas, prevención, viviendas para las poblaciones que están en los cauces de los ríos, esa es la mejor inversión pública que puedes hacer y, probablemente, tenga los mismos impactos que cualquier otro proyecto porque, si no, ¿en qué estás invirtiendo?”.

Para el catedrático de la Universidad del Pacífico, el ejemplo más claro es lo que ocurre en Tumbes. “Con los desbordes del río Zarumilla, Tumbes está superafectada y no Ecuador porque ellos construyeron las defensas ribereñas simplemente. Eso es a lo que me refiero, visión de mediano y largo plazo”.

De los S/3.000 millones para responder a eventual emergencia, ex presidente pidió transferir S/2.550 millones a 117 proyectos y a Juegos Panamericanos.  Solo S/300 millones se emplearon para desastres naturales.

MÁS EN POLÍTICA:

 


Tags relacionados

Ollanta Humala