SIP no toma postura en disputa entre grupos LR y El Comercio

El organismo exhortó a las cortes peruanas a resolver la controversia “en la brevedad posible”

SIP no toma postura en disputa entre grupos LR y El Comercio

La asamblea general 72 de la SIP se realizó entre el 13 y el 17 de este mes en la Ciudad de México. (Foto: EFE)

Entre el 13 y el 17 de este mes, en la Ciudad de México, se llevó a cabo la asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), donde uno de los temas abordados fue la situación de la controversia entre el Grupo El Comercio (GEC) y el Grupo La República (GLR). Esa disputa versa sobre la adquisición del 54% por parte del GEC de las acciones de Empresa Periodística Nacional (Epensa) y llevó a que ocho periodistas (incluido el propietario del GLR, quien había  intentado adquirir el control de Epensa, hoy Prensmart) demandaran al GEC por esa operación. Como parte del acuerdo de adquisición, se estableció que el control editorial de los diarios de Prensmart quedara a cargo de una compañía cuya propiedad pertenece al 100% a la familia Agois. 

Durante el encuentro, el director de “La Republica”, Gustavo Mohme, llevó el pedido de cinco de los periodistas demandantes, además del suyo, para que la SIP exhorte a las cortes a solucionar la dilación en resolver el mencionado caso. A raíz de ello, la SIP emitió una resolución en la que invocó al Poder Judicial peruano a “que resuelva la presente controversia en la brevedad posible”, haciendo hincapié en que “han pasado más de tres años desde la presentación de la demanda”. 

La SIP también aprovechó la oportunidad para precisar en la resolución que, sobre el fondo de la controversia, no tiene una posición. Así, indicó “que el tema en cuestión es motivo de debate en el seno de la SIP y que la institución no ha tomado posición al respecto”. 

Los demandantes en este caso alegan que la mencionada adquisición violó la libertad de expresión y el derecho a la pluralidad informativa. La posición del GEC es que “no hay riesgo alguno para las libertades de información y expresión en el Perú” y que la controversia en realidad no es más que “un conflicto comercial entre competidores”. 

LEE TAMBIÉN...