01 de octubre del 2014 17 °C

El Banco Mundial recomienda al Perú mantener la estabilidad macroeconómica

El 66% de la población rural es pobre y un tercio vive en la extrema pobreza, reveló un informe de la entidad

El Banco Mundial recomienda al Perú mantener la estabilidad macroeconómica

Pese a que el Perú es uno de los países latinoamericanos que más ha crecido en la última década gracias a que su Producto Bruto Interno (PBI) per cápita aumentó a una tasa promedio de 3,8%, aún está rezagado en comparación con otros países respecto a los niveles de pobreza y desigualdad.

“El Perú ha logrado muy buenos avances en la última década en la reducción de la pobreza así como en otros indicadores sociales, pero los niveles de estos indicadores siguen bajos para el nivel de ingreso del país”, señala el informe ‘Perú en el umbral de una nueva era’ publicado por el Banco Mundial.

El documento señala que las mayores caídas de los índices de pobreza se han dado entre los residentes de zonas urbanas marginales; pero son los hogares principalmente dedicados a la actividad agrícola los que han visto muy mínimas reducciones en sus niveles de pobreza.

“Así, la pobreza sigue siendo un problema particularmente grave en la sierra rural, donde el 66% de la población es pobre y un tercio vive en la extrema pobreza”, se detalla. Con esto, el banco indica que el país tiene aún grandes desigualdades rural-urbanas y que un alto porcentaje poblacional es vulnerable a caer en la pobreza.

AUMENTA LA BRECHA ENTRE RICOS Y POBRES
Un aspecto que justamente se ha criticado al actual y al anterior gobierno es que el Perú presenta una brecha de ingresos entre ricos y pobres, la cual –según el BM- se ha ampliado.

“Si bien los ingresos de los más pobres han crecido, lo que explica la caída de la tasa de pobreza a nivel país, también es cierto que los ingresos de los deciles superiores crecieron moderadamente más”, explicó.

Otro indicador importante refiere que el país se encuentra en el tercio inferior de países en la región que garantizan la igualdad de oportunidades para la población. Es decir, si un niño nace en un ambiente muy pobre, probablemente solo por haber nacido ahí será pobre de por vida.

Así, el Índice de Oportunidades Humanas (IOH), que mide la igualdad de oportunidades en cuanto al acceso a servicios sociales, ubica al Perú en el puesto 13 de 17 países en América Latina. Por ejemplo, solo el 68% de la población tiene acceso al servicio de saneamiento, lo que ubica a nuestro país en la casilla 23 de 26 naciones latinoamericanas.

RECOMENDACIONES DEL BANCO MUNDIAL
Con el fin de conseguir un desarrollo más incluyente, el Banco Mundial planteó en su informe tres grandes desafíos para el Perú, que a su vez son recomendaciones.

En primer lugar, mantener la estabilidad macroeconómica; segundo, continuar con las altas tasas de inversión pública en infraestructura, educación y salud, y hacer más eficaz la gestión pública; y por último, garantizar la igualdad de oportunidades y la misma posibilidad de gozo de los frutos de crecimiento a todos los habitantes.