30 de septiembre del 2014 17 °C

Carmen Omonte no sabe cuántas concesiones mineras tiene

“Ahorita no sé si son una o dos", afirmó la ministra de la Mujer en una entrevista

La congresista y ministra Carmen Omonte defendió la participación del chofer Rosendo Ávila en trámite para que adquirir concesiones mineras. (Foto: Alessandro Currarino/El Comercio / Video: Canal N)

La ministra y parlamentaria Carmen Omonte desconoce cuántas concesiones mineras adquirió con la familia de su ex esposo Luis Dyer.

“Ahorita no sé si son una o dos, pero me imagino que, en proyección, deberían haber más porque, finalmente, mientras más años quieras...”, afirmó en una entrevista en el programa “No culpes a la noche”.

“Estoy diciendo entre una o dos, pero deben haber más en proyecto”, acotó en referencia a que la intención de la familia de su ex esposo y suya era desarrollar varios emprendimientos mineros.

Incluso afirmó que ella animó a su ex cónyuge a invertir en negocios mineros en la región Huánuco, de donde proviene Omonte.

Cuando se le consultó cuánto pensaba ganar con la concesión minera de la compañía Cemento Amazónico S.A.C., en la que es accionista minoritaria, dijo: “Es un proyecto a largo plazo. Si finalmente se hubiese concretado, en inversión [sería] entre 12 y 14 millones para todo el proceso hasta que finalmente haya cemento en el mercado”.

Congresista de Perú Posible pide a Omonte que renuncie

Luego recalcó que en la declaración jurada que presentó al Congreso ya había informado que era accionista de Cemento Amazónico S.A.C.

También precisó que no elaboró el proyecto empresarial. “Los accionistas mayoritarios son los que toman las decisiones. Yo ya estaba en el Congreso. No tenía tiempo ni posibilidades de dedicarme a elaborar el proyecto. No he asumido ninguna decisión”.

Además, respaldó la participación del chofer Rosendo Ávila en el trámite para adquirir concesiones mineras.

“Tras las declaraciones de Carlos Bruce he tratado de comunicarme con los accionistas. [...] Me han dicho que la empresa tiene todo el derecho de hacerse de concesiones, adquirirlas, bajo la mecánica que considere pertinente. Y Rosendo Ávila no es testaferro porque es un empleado de la empresa”.

Por otra parte, opinó sobre la violencia contra la mujer. "La mayoría de las mujeres la hemos vivido en algún momento de nuestra vida. En general, en todos los ámbitos, y hay que hacerle frente", dijo cuando se le preguntó por el tema.