30 de septiembre del 2014 16 °C

Indulto a Fujimori tendría que justificarse en caso de enfermedad terminal

Según el fiscal de la Nación, esta gracia presidencial debe sustentarse en un informe médico. Peláez Bardales también cuestiona norma que beneficia a funcionarios corruptos

Indulto a Fujimori tendría que justificarse en caso de enfermedad terminal

El fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, señaló hoy que un indulto al ex presidente Alberto Fujimori, en caso de enfermedad terminal, tendría que estar debidamente justificado.

Para esto, dijo, los médicos que lo atienden tendrían que presentar un informe indicando el nivel de gravedad de la enfermedad que lo aqueja. Como se sabe, Fujimori se encuentra internado en el INEN donde es sometido a exámenes para determinar las causas de su considerable pérdida de peso.

Tras su internamiento, varias voces, entre ellas las del congresista aprista José Vargas y la del ex ministro de este gobierno, Rafael Rey, se han manifestado a favor de un indulto por enfermedad terminal si fuera el caso.

Si bien Peláez Bardales ya ha dicho que la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Tribunal Constitucional prohíben esta gracia presidencial en casos de delitos de lesa humanidad, hoy también señaló que se puede dar en caso de enfermedad terminal. “Allí sí procede el indulto humanitario”, mencionó.

“Este beneficio (el indulto) lo concede el presidente, tendría que conocerse el grado de la enfermedad, primero los médicos tendrán que emitir un informe para conocer el grado de la enfermedad y ver si es terminal”, refirió Peláez, quien representó al Ministerio Público en el juicio que culminó con la sentencia de 25 años contra Fujimori por delitos de lesa humanidad.

Consultado por la prensa si se pronunciaría a favor o en contra, explicó que en estos casos su despacho no tiene potestad para opinar, pues se trata de un facultad presidencial.

NORMA DEBE REVISARSE
En otro momento el fiscal de la Nación cuestionó la norma promulgada por el Ejecutivo y que solo sanciona penalmente el delito de colusión cuando implica un daño económico contra el Estado.

“Es una interpretación que ha hecho el Congreso de una sugerencia del Poder Judicial, el delito de corrupción se produce cuando dos personas concertan o se ponen de acuerdo para defraudar al Estado independientemente de un resultado (…) tiene que revisarse esta norma”, mencionó.

Peláez Bardales dio estas declaraciones luego de inaugurar el seminario “Estrategias y Mecanismos del Ministerio Público para la Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas”.