24 de abril del 2014 23 °C

Pugna en Construcción Civil: dirigentes se declaran la guerra

AUGUSTO RAMOS DOLMOS, PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES DE CONSTRUCCIÓN CIVIL
“Roncagliolo anda con delincuentes”
Señor Ramos Dolmos, ¿por qué salió de la CGTP?
Porque consideramos que allí existe una dictadura sindical, no hay democracia y no hay transparencia en el manejos de los fondos del Conafoviser

¿Quién fue el primer secretario general del sindicato tras su salida de la CGTP?
Carlos Roncagliolo, pero después lo expulsamos porque se desvió del camino. Se juntaba con delincuentes …

¿Eso afectaba al sindicato?
En una obra agarraba subcontratos y se juntaba con gente de malvivir, como “Piki”, “Salvatore” y “Mara-Mara”.

¿Cuándo se retiran de la CTP?
El 23 de marzo del 2009. No nos botaron. Somos más de cien mil.

Pero a usted lo iban a expulsar.
No, nosotros expulsamos a Roncagliolo, y el secretario general de la CTP lo acogió… También acogió a Vicente Aponte

¿Cuántos muertos hay en construcción civil?
Más de cuarenta. Pero están sumando asesinados por sicarios y muertos en accidentes.

Roncagliolo dice que él maneja 200 obras en Lima.
Eso es falso y es imposible porque ellos recién han sido registrados

Él asegura que usted ha estado recluido en una cárcel
Yo he estado detenido muchas veces, pero por problemas sindicales y políticos.

Dicen que por robo agravado…
En los años 82, 84 y 87 en Seguridad del Estado. Estuve recluido en 1996 en el penal de San Pedro (Lurigancho), pero fui absuelto.

Aparte de dirigente sindical usted tiene una empresa.
No, no, no

Está en de Infocorp y Sunat.
En mi etapa de dirigente sindical hice un espacio y formé una empresa en el año 2000, pero está suspendida… No tengo ninguna obra ni como empresa ni como subcontratista. Me dedico únicamente a la actividad sindical.

Roncagliolo dice que usted envió sicarios para que lo mataran…
Eso es imposible.

Los familiares de Isaías Vásquez también lo acusan…
Hay documentos en el que se dice que Christian Rey Macedo “Piki” tiene antecedentes por robo agravado, homicidio, está involucrado en la muerte de dos policías y es “marca”. Jonathan Moreyra “Mara-Mara” y “Salvatore” son también “marcas”. A Roncagliolo lo expulsamos porque se juntaba con ellos

¿Cómo actúan?
Van a obras y reciben subcontratos. Roncagliolo cobra 350 soles por cada trabajador, pero al obrero subcontratado le paga 240 soles. Y obrero que reclama, lo calla. El 5 de marzo del año pasado, con esos mismos elementos, fueron al óvalo de Tomás Valle con Panamericana Norte y le metieron bala a los compañeros de esa obra. En la Divincri de Los Olivos están registrado Roncagliolo, Rey Macedo, “Mara-Mara”, “Salvatore” y Christian Ortega Bendezú.

¿Y las balaceras?
Mario Huamán tiene responsabilidad por meter sicarios a través de Vicente Aponte. A nosotros nos han matado a 9 compañeros, entre ellos a Wilber Castañeda Rojas, secretario general del sindicato Lima norte.

¿Qué otros asesinatos hay?
Nos mataron a William Peña, Juan Mozambite, Víctor Villacorta, Lenin Gómez, Luis García, César García, Pedro Acero y Abel Anatolio. A varios de ellos los sicarios los esperaron en motos, se les acercaron y acribillaron.

¿Qué es la “chalequería”?
Son los delincuentes contratados para seguridad que están en las obras con su carro y su pistola. La empresa tiene en planilla a la mitad de trabajadores y a la otra mitad les paga por recibo. Al que reclama, el “chaleco” le pone el “parche”. Eso hace Roncagliolo y su gente. La policía se hace la loca a veces porque, como la CTP es del Gobierno, prefieren no chocar con ellos.

CARLOS RONCAGLIOLO GUTIÉRREZ, FEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE CONSTRUCCIÓN CIVIL Y ACTIVIDADES AFINES DEL PERÚ
“Ramos tiene la protección de policías en actividad”
¿A usted lo expulsaron de la Federación de Construcción Civil de Mario Huamán?
No, yo solo era un activista sin afiliación de los gremios de los balnearios del sur.

¿Por qué expulsaron a Ramos Dolmos?
Hacía paralelismo, no rendía cuentas. Había en caja 30 mil soles y él con su secretario de economía no rendían cuentas.

¿Solo por eso?
Ramos Dolmos trabaja con policías en actividad, uno de ellos es un tal Salazar y su chapa de combate es “FBI”. Él labora en la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior.

¿Qué distritos controlan?
Once distritos del cono norte Somos como 76 sindicatos que estamos afiliados a la CTP.

¿Cuántas obras públicas maneja su organización?
En obras grandes, en todo el país, tenemos alrededor de 200. Pero también manejamos muchas más pequeñas, de menor cuantía.

¿Allí pueden entrar otros?
Son los trabajadores los que deciden con qué sindicato trabajar…

Pero los empresarios deben decidir a quiénes contratan…
No, son los trabajadores [los sindicatos] los que deciden; el empresario decide dónde hacer la obra.

Usted acusa a Mario Huamán de intento de asesinato.
Sospecho de Mario Huamán y de Ramos Dolmos.

Allí resultó herida una persona que finalmente murió.
Sí, fue Juan Carlos Rodríguez Gavilán. A mí y a Rey Macedo nos dispararon en la cabeza, pero nos dieron en otra parte.

¿Cuántos muertos hay hasta la fecha por las obras en construcción civil?
El año pasado hubo 37 muertos y ahora ya hay diez.

¿De qué organizaciones?
De la nuestra y de Ramos Dolmos. Ninguno de la CGTP.

¿Quiere decir que la CGTP no está comprometida en hechos de violencia?
Eso lo determinarán las investigaciones

Usted tiene antecedentes penales, ¿verdad?
No. Trataron de involucrarme en un ilícito penal, pero salí absuelto. Yo no he sido sentenciado.

¿Qué delito le atribuyeron?
Por mi hermano, me involucraron en robo agravado…

En la federación que registró en el Ministerio de Trabajo había dirigentes con antecedentes.
Pero esa federación la disolvimos. En la actualidad los únicos que tienen antecedentes son Rey Macedo y Vicente Aponte.

¿Y el intercambio vial en Angélica Gamarra de quién es?
Esa obra la tengo afiliada a mi federación, por decisión de los trabajadores.

Pero no de los empresarios ni del Estado. ¿Lo apoya la CTP?
El apoyo de la CTP es para que se respete la libertad sindical.

¿Qué porcentaje de trabajadores de una obra es de su federación?
En Lima y Callao planteamos el 50%, pero a veces las empresas dicen no, solo el 40% o 30%. En provincias sí es el 50%.

¿Hay una ley que exige la contratación de ex presidiarios?
Esa ley es general, para todos los sectores; no es solo para construcción civil. Nosotros estamos absorbiendo ese pasivo, pero no podemos botarlos. Son el 10% de los trabajadores contratados.

LUIS VILLANUEVA CARBAJAL, FEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE CONSTRUCCIÓN CIVIL DEL PERÚ
“Mafiosos también operan desde las cárceles”
¿Cuándo aparecen los problemas en construcción civil?
En Puente Piedra aparece un tal Lucho Gómez, alias “Capataz”. Empezó a extorsionar a Conalvías, una empresa colombiana…

Pero hasta allí no existía federación paralela alguna.
No, simplemente grupos aislados de extorsionadores… En el 2003 y en el 2004, ese problema se generaliza en Lima.

¿Cómo así?
Aparecen supuestos desocupados en los conos, que iban armados con pistolas, palos y exigían a los ingenieros que les dieran cupos de trabajo.

¿Qué hacían los empresarios?
Para no tener problemas cedían, porque los amenazaban… Se llegó a detectar que exigían el 1% del valor de una obra.

¿Y la policía?
Detectó que había vínculos de esta gente con delincuentes que los dirigía desde las cárceles.

¿Qué delincuentes?
Bueno, siempre se ha dicho que uno de ellos era el “Cholo Jacinto”, en el Callao. También se ha hablado del “Loco Aldo”.

¿Y cuándo aparece la federación de Ramos y Roncagliolo?
En el 2005 buscan el reconocimiento de un sindicato, porque les sirve de fachada para legalizarse.

¿Qué hizo el Ministerio de Trabajo?
Detectó que en su mayoría era gente que tenía requisitorias, gente con problemas con la justicia y no les dio pase.

¿Qué pasó luego?
El Apra, a través del Ministerio de Trabajo, ha reconocido a este y otros que no son liderados por trabajadores de construcción, sino por gente que está comprometida con la delincuencia.

¿Cómo operan las mafias?
No solo se extorsiona a través de estos sindicatos sino que los mafiosos también operan directamente desde las cárceles. Hay gente que está dirigida por el “Cojo Mame”, el “Cholo Jacinto”.

¿Quién protege a esos sindicatos?
Un sector del partido de gobierno protege a estos seudosindicatos de trabajadores. En anteriores ocasiones hemos obtenido audios a través de los cuales estos dirigentes dicen haberse reunido hasta con el presidente de la República.

¿Cuántos asesinados en su agrupación?
No hemos tenido ni fallecidos ni heridos. Sabemos que los muertos son gente vinculada a ellos…

¿Se están matando entre ellos?
Efectivamente. Roncagliolo y Ramos Dolmos son dirigentes de sindicatos del cono norte, pero están divididos… Los enfrentamientos entre ellos creemos que son por disputas o por una mala repartición. Pero las muertes han sido del lado de ellos.

¿Serán unos 50 muertos?
Se habla de esa cantidad. Antes llamaba la atención, pero ahora ya no.

Roncagliolo dice que Mario Huamán lo mandó matar.
Eso dicen ellos, pero nosotros creemos que este es un problema que lo debe resolver la policía. Nosotros somos una organización legal que siempre ha trabajado en la legalidad y nuestro único objetivo es el respeto de los derechos de los trabajadores.