01 de octubre del 2014 16 °C

Golpe a la lucha antidrogas por nombramiento de jefe de Devida

Ricardo Soberón respaldó cese de erradicación de hoja de coca en Huallaga. Roy fue abogado del clan Sánchez Paredes y aún lo sería de Cataño

Golpe a la lucha antidrogas por nombramiento de jefe de Devida

ÓSCAR CASTILLA
Unidad de investigación

Las políticas del Estado contra el narcotráfico y el lavado de dinero fueron golpeadas ayer, luego de que el presidente Ollanta Humala nombrara director de Devida a Ricardo Soberón Garrido (50) –ex asesor de dirigentes cocaleros, algunos de ellos investigados por sus vínculos con el tráfico ilícito de drogas y con Sendero Luminoso– y consejero en temas jurídicos a Eduardo Roy Gates (35), abogado de César Cataño y ex defensor legal de algunos integrantes del clan Sánchez Paredes, enjuiciados por blanqueo de activos e incluidos como capos de las drogas en la lista de los órganos de inteligencia del país.

En el caso del nuevo director de Devida, El Comercio accedió a un documento de 15 páginas que plasma la última reunión que sostuvo Soberón con los integrantes de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras del Perú (Conpaccp) el pasado 24 de julio en Lima. En esta cita, ocurrida cuatro días antes de la toma de mando de Humala, Soberón, un tanto discreto, avaló, respaldó e hizo suya la plataforma de reclamos (encabezada por el cese de la erradicación de hoja de coca en el Huallaga) que presentará este gremio al nuevo gobierno.

“Si Ollanta me confía un cargo, esperaré la propuesta de los cocaleros, cuya madurez es notable, para sacarlos adelante y para que la Conpaccp sea grande. Deseo suerte en la redacción de las propuestas para el Gobierno. Yo los apoyaré desde cualquier campo”, dijo Soberón, quien ya se sentía seguro en el cargo que diseña y dirige la política antidrogas, promueve la sustitución de la hoja de coca y previene el consumo de narcóticos.

LA TRIBUNA DE SOBERÓN
El nuevo jefe de Devida, que se ha pronunciado en contra de la “erradicación compulsiva” de cultivos de coca y que integra un colectivo para legalizar la marihuana, fue escuchado por el congresista de Gana Perú Walter Acha Romaní (ex secretario general de la Conpaccp), el sucesor de este último en ese gremio, Serafín Andrés Luján, así como los dirigentes cocaleros del valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), de Sandia (Puno) y del Alto Huallaga, entre otros.

Soberón, que desde entonces ventilaba sus aspiraciones de llegar a Devida en todos los foros públicos posibles, mantuvo perfil bajo mientras escuchaba a sus interlocutores, entre las que también se encontraba la ex parlamentaria andina Elsa Malpartida y la ex congresista Nancy Obregón (jefa de Soberón en el último Parlamento y cuya pareja es procesada por narcotráfico en Tocache). Ambas, cabe recordar, son investigadas por sus presuntos nexos con el cabecilla senderista ‘Artemio’, luego de la operación policial Eclipse del 2010, que confirmó la relación entre algunos directivos cocaleros del Huallaga con Sendero.

Según el acta de esta reunión, la Conpaccp pedirá al Gobierno, a través de Devida, el cese temporal de la erradicación de la hoja de coca y la reestructuración de la entidad que hoy preside Soberón y de la Empresa Nacional de la Coca (Enaco), para que ambas sean integradas por algún representante de su gremio o de un alcalde de los valles cocaleros.

Este discurso, y también el de Soberón, contradice el mensaje brindado por Humala el 28 de julio pasado sobre la problemática cocalera: “No legalizaremos ninguna droga ni tampoco los cultivos ilícitos, por el contrario, los vamos a combatir… Reduciremos la superficie de sembríos de coca, no permitiremos la extensión de cultivos ilegales, y menos en parques nacionales y zonas ecológicas”. Al respecto, el experto en temas de drogas Jaime Antezana dijo que “el discurso de Humala del 28 de julio fue claro sobre la continuidad de la erradicación de la hoja de coca, pero viene siendo interpretado sesgadamente por Soberón, quien parece tener un discurso paralelo al Gobierno. Su nombramiento en Devida, por este motivo, es incongruente”.

CATAÑO Y SÁNCHEZ PAREDES
Ayer también sorprendió –en los predios judiciales, fiscales y policiales antidrogas, así como en el Ministerio del Interior– la elección del abogado Eduardo Roy Gates como asesor jurídico presidencial sin tener en cuenta que este personaje defendió entre el 2009 y el 2010 a los hoy procesados por lavado: Segundo Manuel Sánchez Paredes, patriarca del clan, y a sus hijos Simón y Miguel Sánchez Alayo. No solo eso, según fuentes judiciales, el letrado aún defendería a César Cataño y a sus empresas Kanagawa, Vizcar y Peruvian Airlines, enjuiciadas por blanqueo de capitales.

Todos ellos, incluidos en la base de datos de la Dirandro, formaron parte de la “actualización de la relación de personas identificadas como dirigentes o jefes del tráfico ilícito de drogas en los ámbitos nacional e internacional”, lista conocida como el Kingpin Act peruano (en referencia a una relación similar del Gobierno de EE.UU.). Este Diario llamó a Roy Gates para preguntarle sobre el patrocinio legal a las personas naturales y jurídicas antes citadas, pero no fue posible localizarlo. El abogado solo dijo a un medio local que ya dejó de defender a Rómulo León, preso por el caso de los ‘petroaudios’.

ENFOQUE
Plan antidrogas falló en México
En México, los números son elocuentes. En los últimos diez años, la cantidad de homicidios vinculados al crimen organizado pasó de mil, en el 2000, a 11.800, en el 2010. Los delitos durante la administración del presidente Vicente Fox (2000-2006) sumaron 483.540, y en los cinco años que lleva gobernando Felipe Calderón van 515.000, y faltan aún 17 meses para que culmine.

El uso de fuerzas militares para tratar de contener los embates de la delincuencia, solo ha exacerbado la violencia en las calles, sin que disminuya el tráfico de estupefacientes ni las adicciones. Errores en la estrategia de combate, que dispersa fuerzas al pretender atacar a todos los cárteles, al mismo tiempo, en todo el territorio, más una notable impericia de los militares en labores de seguridad pública, se suman a una fallida labor de desmantelamiento de la red de lavado de dinero de las mafias. A esto se deben agregar fallas en la inteligencia de los cuerpos de seguridad del Estado y graves infiltraciones y compra de funcionarios, quienes a la fuerza o con dinero han puesto al servicio de la delincuencia algunas áreas del Gobierno Federal.
ALEJANDRO JIMÉNEZ, SUBDIRECTOR DE OPINIÓN DE “EL UNIVERSAL” (MÉXICO)

Wikileaks: Nuevo jefe de Devida lanzó acusaciones contra EE.UU. el 2006
El Comercio también conoció que Ricardo Soberón, nuevo jefe de Devida, aparece en un informe de Wikileaks. El documento N°79914, de fecha 27 de setiembre del 2006, da cuenta de la visita de un oficial de la embajada de EE.UU. a la conferencia Coca y Biodiversidad, organizada por la ex congresista nacionalista Yaneth Cajahuanca el 16 de ese mismo mes.

Ante unas 150 personas, Soberón (identificado como personal de la entonces congresista Nancy Obregón) afirmó: “EE.UU. utiliza la lucha contra las drogas como un pretexto para robarse los recursos naturales del Perú”.

Previamente, señaló que la coca era el recurso renovable más grande del país, pero que era “una planta secuestrada y hecha tabú por una fuerza oscura [EE.UU.]”. Según el documento, Soberón añadió que EE.UU. es un “pulpo con tentáculos que expande desinformación en toda la prensa” y que los ministros del aprismo siempre obedecían las órdenes de la embajada de dicho país.

Luego, cerró su intervención invocando un compromiso de Nancy Obregón para presentar “una nueva legislación sobre la hoja de coca, reconociendo su significado histórico, tradicional y cultural, y protegiendo a los productores de coca e incluyéndolos en el diálogo”.