23 de abril del 2014 20 °C

Wikileaks: el entorno de Ollanta y Keiko bajo la lupa de EE.UU.

La diplomacia estadounidense describió en sus cables a algunos políticos que están o estuvieron cerca de los canditatos

Wikileaks: el entorno de Ollanta y Keiko bajo la lupa de EE.UU.

Puede leer los cables de Wikileaks citados en esta nota aquí.

LOS FUJIMORISTAS
En los archivos que entregó Wikileaks a este Diario, y que reúnen cables fechados entre 1985 y 2010, las menciones a la hija de Alberto Fujimori son pocas. El más reciente es el 246088, del 28 de enero del 2010, en el que la Embajada de EE.UU. deja en claro que la popularidad de la candidata de Fuerza 2011 recae, principalmente, en su padre. Sin embargo, es el entorno que la rodea el que es mencionado en cables que ahora damos a conocer. Llama la atención, eso sí, la notoria ausencia de documentos sobre asuntos importantes para ambos países, como el autogolpe de 1992, el tráfico de armas a las FARC, la captura de Abimael Guzmán, la toma de la residencia del embajador de Japón y las andanzas de Vladimiro Montesinos.

JAIME YOSHIYAMA TANAKA
Veía a apristas como gente con la que se podía “hacer tratos”
Jaime Yoshiyama, hoy candidato a segundo vicepresidente de Fuerza 2011 y jefe del plan de gobierno del partido –quien, según otros cables filtrados por Wikileaks, planteó en el 2005 estrategias para traer de vuelta a Alberto Fujimori y encumbrarlo nuevamente en el poder–, se reunió con consejeros de la embajada estadounidense el 11 de abril del 2006 (apenas dos días después de la primera vuelta).

En la cita, Yoshiyama dijo que esperaba conseguir al menos 15 escaños en el Congreso (finalmente, Alianza por el Futuro obtuvo 13), con lo cual estarían en posibilidades de negociar el respaldo de su grupo a uno de los candidatos de segunda vuelta (Alan García y Ollanta Humala) a cambio de “garantías” y un “trato justo” para el ex mandatario, detenido, por entonces, en Santiago de Chile. Esta información se consigna en el cable 60170, elaborado el mismo día de la reunión.

Yoshiyama indicó que el plan de su coalición era negociar en primer lugar con el Apra, cuyos líderes eran vistos por los fujimoristas como capaces y responsables, aunque también gente con quien sentían que se podía “hacer tratos” (“do business”). Sin embargo, consideraron también dejar la puerta abierta a Humala, a quien no “demonizaban”.

CONFIRMA VERSIÓN
Yoshiyama dijo ayer: “Sí recuerdo haber tenido una reunión en la que probablemente toqué este tema. Se puede negociar no solo con el Apra sino con cualquier partido democrático, siempre para privilegiar los intereses del país”.

HERNANDO DE SOTO
El asesor en los gobiernos de Alan García y Alberto Fujimori
En el cable 28458, del 9 de marzo del 2005, el por entonces embajador de Estados Unidos, James Curtis Struble, informó sobre una charla con Alan García Pérez, quien trabajaba ya para las elecciones presidenciales del 2006.

García sostuvo que el economista y hoy asesor de Keiko Fujimori, Hernando de Soto, sería un buen prospecto para formar una coalición y que, además, jugaría un rol importante en las negociaciones para el tratado de libre comercio entre el Perú y EE.UU.

En ese documento, además, Struble detalla que el economista –en una conversación anterior– dijo mantener una buena relación con el Apra, pero que estaba cauteloso por la posibilidad de ser utilizado por García.

Con García ya en el poder, la relación entre ambos se materializó: el 17 de agosto del 2006, el mandatario lo nombró como su representante en el proceso de ratificación del TLC por parte del Congreso de Estados Unidos.

Esta, sin embargo, no era la primera vez que jugaba ese papel para un gobierno. El cable 76367, del 28 de agosto del 2006, precisa que en 1990 De Soto fue elegido por Alberto Fujimori como su representante personal y consejero principal. Sin embargo, el reporte subraya que aquella fructífera relación –según EE.UU., el asesor logró frenar la inflación y estabilizó la economía del país– se rompió apenas dos semanas antes del autogolpe de abril de 1992 por diferencias con Vladimiro Montesinos.

Además, recuerda que De Soto quiso formar en el 2001 su partido político, pero no lo logró.

MARTHA CHÁVEZ COSSÍO
La Embajada de EE.UU. no veía a la fujimorista como lideresa
En el cable 49611, del 12 de enero del 2006, la Embajada de Estados Unidos analizó brevemente a los candidatos presidenciales que competirían en las elecciones de ese año. Martha Chávez (Alianza por el Futuro) fue descrita como una mujer que apoyó por años a Alberto Fujimori y se recordó que había sido absuelta de delitos de corrupción.

Como se sabe, en febrero del 2005 Martha Chávez fue absuelta por la Corte Suprema al no hallarse pruebas de que recibiera US$20 mil del ex asesor Vladimiro Montesinos para financiar su campaña política en el 2000.

En otro cable, el 53363 del 16 de febrero del 2006, se analizó la popularidad del candidato Ollanta Humana en Puno, una región radical, según la embajada. En párrafo aparte se menciona a Martha Chávez, quien formaba parte del voto antisistema.

Para la oficina diplomática, la campaña de la candidata en Puno no logró calar lo suficiente. Había una razón: “Martha Chávez solo ha logrado capturar parte del voto antisistema pues [Alberto] Fujimori es la persona a quien los agricultores de Puno asocian como una mezcla de fuerte liderazgo y benevolencia en el gobierno”, reza el documento.

Finalmente, el cable 66518, del 2 de junio del 2006, dio cuenta del respaldo que Martha Chávez y Humberto Lay (quien también candidateó para presidente con Restauración Nacional) dieron a Alan García. Sin embargo, el reporte precisa que la fujimorista hizo notar que el apoyo lo hizo a título personal y no como lideresa de Alianza por el Futuro.

LOS HUMALISTAS
El candidato presidencial de Gana Perú, Ollanta Humala, visitó en cuatro oportunidades a los embajadores de Estados Unidos en Lima entre el 2006 y el 2009. A partir de esas reuniones, los embajadores James Curtis Struble y Michael McKinley coincidieron en describirlo como una persona con una posición política ambigua, que buscaba proyectar una imagen moderada, pero que al mismo tiempo abría las puertas a grupos radicales. Sin embargo, para obtener más información sobre Humala, su entorno y sus vínculos con el chavismo, los diplomáticos estadounidenses se reunieron también con sus ex aliados, algunos de los cuales se convirtieron en contactos cercanos.

CARLOS TORRES CARO
La caja fuerte para guardar eldinero procedente de Venezuela
Uno de los informantes de la Embajada de Estados Unidos fue el congresista Carlos Torres Caro, quien también fue candidato a la segunda vicepresidencia por Unión por el Perú (UPP), aunque renunció diez días después de que Ollanta Humala perdiera las elecciones presidenciales del 2006.

El 21 de julio de ese 2006, Torres Caro le dijo al embajador James Curtis Struble que Humala carece de liderazgo y que “solo sabe dar órdenes”, según revela el cable confidencial 72567 filtrado por Wikileaks.

Aseguró que la campaña humalista dependía económicamente del presidente venezolano, Hugo Chávez. “La cantidad de dinero procedente de Venezuela era tal, que el candidato se tuvo que comprar una caja fuerte para su casa”, refirió el legislador, quien agregó que gran parte de la plata nunca se llegó a gastar.

Reveló que el entorno de Humala estaba formado por la izquierda radical, ex militares y demócratas, pero que este favorecía secretamente a la izquierda. Para Torres Caro, esto explicaría por qué Humala nunca le pidió a Chávez que no interfiriese en la campaña, pese a que sus declaraciones no lo favorecían.

Torres Caro agregó que los 43 congresistas humalistas electos carecían de experiencia política.

NO SABE NADA
“No sé de qué me está hablando”, contestó Torres Caro cuando le preguntamos sobre la veracidad de la información. Luego dijo que, para opinar, El Comercio tendría que hacerle llegar el cable diplomático a su despacho.

GUSTAVO ESPINOZA SOTO
La lucha entre Ollanta y Antauro por ser el ‘outsider’ antisistema
Otro contacto cercano de la Embajada de Estados Unidos era el desaforado congresista de UPP Gustavo Espinoza. A finales del 2007, poco después de que la prensa denunciara la presencia de latas de atún con las imágenes de Ollanta Humala y Hugo Chávez entre la ayuda para los damnificados del terremoto de Pisco, Espinoza entregó dos de esas latas a oficiales políticos de la sede diplomática. Este les dijo que Antauro Humala las había producido con el objetivo de perjudicar a su hermano Ollanta.

En el cable confidencial 123940, el embajador Michael McKinley no descartó la teoría de que el caso reflejara una lucha entre Ollanta y Antauro por ser el candidato ‘outsider’ dentro del antisistema, pues, en el 2006, Antauro había llamado a Ollanta “traidor de mierda” por haber retirado su apoyo al ‘andahuaylazo’.

Un seguidor de Antauro Humala, al que no se menciona, informó a la embajada que la revuelta de este último el 2005 había “creado” a Ollanta y que “ahora ellos lo destruirían”.

Las latas habían desaparecido apenas se conoció el caso a través de los medios y se especuló que estas habían sido un invento de la prensa o que los humalistas las habían destruido.

INUBICABLE
Este Diario trató de hablar con Espinoza, pero no fue posible ubicarlo. Desde que el Congreso lo desaforó en el 2009 por enviar a parlamentarios chilenos unas desafortunadas declaraciones del general ® Edwin Donayre, salió del primer escenario político.

ALDO ESTRADA CHOQUE
“Hernán Fuentes representa el “humalismo sin Humala”
Según el cable 111338 de junio del 2007, cuando las casas de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) levantaban sospechas sobre la influencia chavista en el Perú, el congresista upepista Aldo Estrada reveló a la Embajada de EE.UU. que el objetivo de Venezuela era perjudicar al gobierno en Lima y promover líderes que simpaticen con la revolución bolivariana.

Con ese objetivo en mente, Estrada dijo que el entonces presidente regional de Puno, Hernán Fuentes, había creado un partido bolivariano. Caracas le había prometido US$3 millones para confederaciones campesinas a cambio de promover el socialismo.

Según contó Estrada, operarios del Partido Nacionalista recogían el dinero en la Embajada de Venezuela, se quedaban con el 20% y entregaban los maletines con el efectivo a los líderes locales.

Fuentes ganó las elecciones regionales como candidato de Avanza País, partido que postuló a Ulises Humala a la presidencia.

En enero del 2007, durante el Festival de Solidaridad con la Revolución Bolivariana, Fuentes prometió profundizar la cooperación de Puno con Cuba, Venezuela y China.

Estrada y el congresista aprista Luis Negreiros les dijeron a oficiales políticos de EE.UU. que el programa político de Fuentes era un “humalismo sin Humala”.

NIEGA REUNIÓN
Estrada negó haberse reunido con algún funcionario de EE.UU. y dijo que no le consta la información citada en el cable, pero calificó de ineficiente la gestión de Fuentes.