“Lo legal es que [a Heredia] se le niegue cambio de domicilio”

Avelino Guillén, ex fiscal superior, dijo creer también que el fiscal Germán Juárez omitió funciones

“Lo legal es que [a Heredia] se le niegue cambio de domicilio”

Avelino Guillén considera que si el juez Richard Concepción evalúa la conducta de Heredia en el proceso, lo lógico es que hoy deniegue la solicitud de cambio de domicilio. (Foto: Archivo El Comercio)

El abogado Avelino Guillén cuestiona al fiscal Germán Juárez, que investiga a Nadine Heredia por lavado de activos, por no haber solicitado que la ex primera dama requiera autorización judicial para dejar el país. Agrega que si el juez Richard Concepción evalúa la conducta de Heredia en el proceso, lo lógico es que hoy deniegue la solicitud de cambio de domicilio.

— ¿Se equivocó el fiscal Juárez al no pedir una ampliación del impedimento de salida del país para Nadine Heredia?
Fue un grave error. Conociendo los antecedentes de la señora, que durante la investigación ha dado diferentes versiones, ha pretendido fijar la agenda de la investigación y no ha mostrado mayor colaboración, lo mínimo era pedir una prórroga. Era evidente que en el momento propicio ella iba a adoptar cualquier medida para obstaculizar el proceso.

— Él dijo que ya no tenía elementos para eso y bastaba con reglas de conducta.
Bueno, los hechos han demostrado que [Heredia] ha salido en la primera oportunidad. Además, durante la investigación preliminar la señora ya estaba negociando su contrato con la FAO. Desde el 22 de febrero de este año, según los correos difundidos por un congresista [Jorge del Castillo] sobre un diálogo entre Heredia y el director de la FAO [José Graziano]. Ninguna de las partes ha negado su veracidad.  

— Es confuso que Juárez diga que Heredia debió esperar a que el juez se pronuncie sobre su viaje y que este último sostenga que ella solo debía avisar.
Hay una omisión. Cuando no se solicita la prórroga del impedimento de salida, lo mínimo que se debió hacer es que Heredia no se limite a dar aviso, sino que tenía que esperar autorización del juez. Es lo que legalmente corresponde y esa exigencia no se cumplió.

— ¿Y a quién le correspondía pedir esa exigencia?
Al fiscal porque el juez no puede plantear exigencias de oficio.

— ¿Está bien que una persona con comparecencia restringida comunique al juez que va a salir del país un día antes y con pasajes en mano?
No. Lo que pasa es que hubo una omisión de la fiscalía y, ante esa inactividad del Ministerio Público, el juez dejó las cosas así. Ella no puede tomar ese tipo de decisiones porque está sometida a un proceso de investigación. Da la impresión de que ella no entiende cuáles son los alcances de un proceso. Por ejemplo, ahora está pidiendo registrar su huella cada 30 días en sede diplomática.

— ¿Eso no es posible?
Legalmente no. No tiene ningún sustento porque el proceso se realiza en Lima: ella está sometida a autoridades judiciales peruanas y son estas la que ejercen el control.

— ¿El juez podría negarle a Heredia el cambio de domicilio teniendo en cuenta estos elementos?
Lo legal y lo correcto es que se le niegue este cambio de domicilio. Eso no es factible y el juez está obligado a evaluar escrupulosamente y de manera rigurosa la conducta procesal que una persona demuestra en la investigación.

— El abogado defiende su derecho a trabajar.
Ella tiene ese derecho, pero puede realizar sus actividades profesionales en Lima. La FAO tiene una oficina aquí, es evidente que hay una estrategia que busca su alejamiento del proceso. Y llama la atención que la FAO no haya solicitado una opinión al gobierno. En este caso creo que estaban obligados a hacerlo porque existe una investigación penal por un delito grave.

— ¿Hace bien el gobierno en pedir a la FAO que reconsidere este contrato?
Hace bien la cancillería al considerar que se puede entorpecer la investigación. Pero considero que si se tomó conocimiento el lunes 21, se debió protestar de inmediato y no esperar a que Heredia esté en Migraciones.

MÁS EN POLÍTICA:

 


Tags relacionados

Nadine Heredia

Avelino Guillén