“Masacres más grandes de Sendero recién se están descubriendo”

Fiscal que logró condena a terrorista Guzmán, Luz Ibáñez, cuenta que se investiga 10 nuevas matanzas que cometió Sendero

“Masacres más grandes de Sendero recién se están descubriendo”

A fines de este año la fiscal Ibáñez publicará un libro que contará detalles inéditos del juicio a Guzmán, cabecilla terrorista de Sendero Luminoso. (Foto: Dante Piaggio / El Comercio)

Escogió el 15 de setiembre como fecha de la sustentación de su alegato final ante la Sala Penal Nacional. Ese día del 2006 ella solicitó condenar a cadena perpetua a Abimael Guzmán, el mayor genocida que conoció este país, y a sus principales secuaces de Sendero Luminoso. Durante seis horas, la fiscal Luz del Carmen Ibáñez relató en la audiencia una a una las atrocidades que cometió este grupo terrorista.

— ¿Por qué escogió el 15 de setiembre para presentar su acusación final?
Fue una manera de reconocer la valentía y el valioso trabajo que realizaron los investigadores del GEIN. Ese día es el aniversario de la Policía de Investigaciones [antes PIP]. Ellos no solo capturaron a Guzmán, sino también a los grandes cabecillas de esa organización terrorista. Lo hice para agradecerles de alguna manera como ciudadana.  

— ¿La fecha la pidió a inicios del juicio?
La pedí a fines de agosto de ese año. Ya estábamos concluyendo la presentación de pruebas  y nos tocaba acusar. Entonces pedí esa fecha y la sala nos la concedió.

— ¿Qué tan difícil fue llevar a cabo este caso?
No estamos hablando de un delincuente común, sino de alguien que asoló al país con una actividad violentista, que le costó al Perú miles de muertes. A este juicio se le llamó megaproceso. Y se inició luego de que el Tribunal Constitucional declarara fundada una acción de amparo que interpusieron los abogados de Guzmán. Por tanto, se declararon nulos los juicios del tribunal militar y muchas leyes como la de traición a la patria. Así que, en el 2004, tuvimos que empezar de cero y demostrar en juicio la entraña criminal y destructiva de esa organización. Decían que eran un partido, pero eso era solo un ropaje.   

— ¿Empezaron de cero?
Este megaproceso es quizá uno de los más importantes en la historia del Perú. Buscamos acumular cinco casos en un solo proceso. Entre ellos, la matanza de Lucanamarca y el expediente 04-93, donde estaban otros 72 atentados que cometió Sendero Luminoso siguiendo las directivas de la cúpula senderista. Fue una gran tarea también porque algunas pruebas no estaban en el expediente, sino en el museo de la Dircote, que después se solicitaron.

— Al final lograron su objetivo de cadena perpetua.
El 13 de octubre [del 2006] logramos la cadena perpetua para Guzmán y Elena Yparraguirre. Luego la Corte Suprema nos concedió lo mismo para Laura Zambrano y María Pantoja. El resto recibió condenas de entre 25 y 30 años. Pero lo más importante es que si antes pudimos derrotar militarmente a Sendero Luminoso, ese día lo pudimos hacer también jurídicamente en democracia. Hoy ellos están bien condenados y eso es un ejemplo para el mundo.

— ¿Cuántos cabecillas senderistas están prófugos?
Fueron 24 los acusados, de los cuales solo estaban 12. El resto están prófugos. Entre ellos está Víctor Quispe Palomino, el llamado camarada ‘José’, actual dirigente de los remanentes en el Vraem. A él le espera una cadena perpetua porque participó, entre otros crímenes, en la masacre de Lucanamarca. Además, tendrá que responder por varias atrocidades que ha cometido, por ejemplo, el secuestro y la esclavitud sexual de varios niños y niñas.

— ¿Qué dirigentes senderistas saldrán en libertad?
Hay algunos dirigentes que fueron condenados que podrían salir porque fueron capturados entre el 89 y 90, y tienen penas de 25 y 30 años. Por ejemplo, si no fuera por la masacre de Soras, Osmán Morote, que está siendo procesado por este caso, estaría en libertad. Pero pasa algo más: quizás las masacres más grandes de Sendero recién se están descubriendo.  

— ¿De cuántas nuevas masacres hablamos?
Hay muchos casos. Más de 10 por lo menos. La mayoría en las zonas altoandinas de Ayacucho y Huancavelica, otras en Junín. A diferencia del Caso Soras, que ya está por entrar a la etapa de juicio, estos aún están en investigación preliminar.

— ¿Y Guzmán es uno de los investigados.
Hay algunos en los que él está comprendido, según investigaciones forenses que se vienen dando. El asunto es que todas estas masacres fueron hechas por órdenes de la cúpula. Entonces, la cúpula tendrá que responder.

— ¿Cómo se han descubierto estos nuevos casos?
Muchas veces es a través de los propios parientes de quienes murieron. Otras veces de manera fortuita, cuando van los forenses y fiscales a la serranía y la selva, y los familiares señalan que ahí hay una fosa, donde están los muertos que dejó Sendero.

— Guzmán, entonces, podría tener más condenas.
Así es. Lo que pasa es que no se trata de simples homicidios, sino de delitos de lesa humanidad. Si bien Guzmán tiene cadena perpetua, eso no quita que exista el derecho a la verdad, que es tan importante como el derecho a la justicia. Es el derecho que tienen las víctimas a que tales hechos se esclarezcan. Estos nuevos juicios van a dar lugar a que las víctimas del terrorismo, no conocidas hasta ahora, tengan una oportunidad de que el Estado las repare.

MÁS EN POLÍTICA...

 


Tags relacionados

Sendero Luminoso