¿Ahora sí es en serio?, la columna de Diana Seminario

Las carcajadas de PPK deben haberse congelado, sus pasos de baile se salieron de compás y las notas de su flauta desentonaron

¿Ahora sí es en serio?, la columna de Diana Seminario

Aunque menos mediático, está el caso de Susana de la Puente, de la que Moreno dijo que le abría muchas puertas. (Foto: AP)

Las carcajadas de PPK deben haberse congelado, sus pasos de baile se salieron de compás y las notas de su flauta desentonaron. El ‘negociazo’ planteado por Carlos Moreno puso bajo la lupa al entorno presidencial y levantó la alfombra de Palacio de Gobierno donde la limpieza recién empieza.

Craso error pensar que con dar por concluidas las funciones de Moreno, agradecerle por los servicios prestados y ponerlo a disposición de la fiscalía, se acababa el problema. El asunto tiene más fondo que forma y va más allá de las presuntas pillerías del médico, pues revela el modo en que Kuczynski selecciona su entorno palaciego.

Si bien renunció, era llamativa la presencia de Jorge Villacorta como asesor sin mérito aparente, y escandaloso su nombramiento el 7 de agosto, cuando regía la resolución que establecía como requisito mínimo para el puesto de asesor o asesor técnico tener grado de bachiller, título universitario o estar colegiado. No fue el caso de Villacorta, por lo que el 9 de setiembre –como informó Lucidez.pe–, se emitió otra resolución en la que se establece que cualquier persona que haya tenido estudios universitarios, sin necesidad de haberlos terminado, puede ser nombrada asesor.

Además, no se tomó en cuenta la denuncia de la contraloría por presuntamente haber permitido que Sedapal pague 1,6 millones de soles en exceso al Consorcio JP Contratistas Generales-Corporación San Francisco S.A. por obras en Ventanilla. Villacorta fue director de Sedapal (2001-2002) y presidente del directorio, además de viceministro de Infraestructura en lo que fue el Ministerio de la Presidencia y viceministro de Construcción y Saneamiento, siempre bajo las órdenes de Carlos Bruce, que fue titular de ambas carteras.

El otro asesor renunciado es José Labán Ghiorzo, cercano a Gilbert Violeta. Ambos fueron denunciados por el presunto delito de asociación ilícita para delinquir por supuestamente haber pedido dinero a los candidatos al Congreso para asegurarles una ubicación en la lista.

Pareciera que Bruce y Violeta colocaron a “su gente” en Palacio, teniendo sus propios ojos y oídos en la Casa de Pizarro.

Aunque menos mediático, está el caso de Susana de la Puente, de la que Moreno dijo que le abría muchas puertas. Aquí el asco es selectivo respecto a los audios. Cuando mencionan a De la Puente, Moreno “está fanfarroneando”.

La banquera también tendría sus propias fichas en Palacio. Estas serían Fortunato Quesada, diplomático de carrera y a cargo del protocolo presidencial, y Rosella Alberti, colocada en la misma área.

Según “Correo”, existe un malestar en Torre Tagle, pues se incrementaron de 8 a 12 las vacantes para ascender a diplomático, aparentemente para favorecer a Quesada, que se ubicó en el puesto 12 en las evaluaciones.

Esa no sería la única papa caliente de la cancillería, pues Susana de la Puente estaría esperando su nombramiento como representante permanente del Perú ante Naciones Unidas.

Este es el panorama a menos de tres meses de gestión, y la calle ya le pasa la factura a PPK, quien ha perdido ocho puntos de aprobación según Ipsos. ¿Será que todo fue un mal chiste y ahora sí empieza a gobernar en serio? 

MÁS EN POLÍTICA...

 


Tags relacionados

PPK