El peso de la evidencia, la columna de David Rivera

He sido testigo de la poca atención que los investigadores le daban a la divulgación de sus conocimientos

El peso de la evidencia, la columna de David Rivera

Hace tres años, Enrique Mendizábal, director de On Think Tanks, buscó en la revista “Poder” el medio de comunicación con el cual comenzar a visibilizar la relevancia de los “tanques de pensamiento” en el Perú. (Foto: AP)

Hace tres años, Enrique Mendizábal, director de On Think Tanks, buscó en la revista “Poder” el medio de comunicación con el cual comenzar a visibilizar la relevancia de los “tanques de pensamiento” en el Perú. Una iniciativa similar es promovida en Londres por la revista “Prospect” desde hace varios años, y uno de sus objetivos es celebrar el rol que cumplen quienes se dedican a esta tarea y que no siempre cuentan con el reconocimiento  que merecen de parte de la sociedad.

En este tiempo, ha sido interesante observar la consolidación de algunos de ellos, la aparición de otros nuevos con iniciativas innovadoras, la cada vez mayor relevancia que se le da a la comunicación y también la participación cada vez más activa de investigadores en el debate de temas de coyuntura.

Estos dos últimos puntos son de especial importancia. En mis 20 años de ejercicio del periodismo, he sido testigo no solo de la poca relevancia que se le daba a la evidencia de los resultados en diversas materias, sino también de la poca atención que los investigadores le daban a la divulgación de sus conocimientos y al enriquecimiento del debate en temas trascendentales para el país.

Todo ello ha ido cambiando paulatinamente. A tal punto que mientras el anterior gobierno tuvo en simultáneo un gabinete con cinco ministros provenientes de centros de investigación, el actual tiene a siete que en algún momento de su carrera han pasado por uno de ellos. No en vano el concepto tecnopols. Ahora bien, ¿cuánta importancia le damos a la evidencia para la toma de decisiones públicas?

Podríamos afirmar que cada vez más, pero también que no lo suficiente. Aún se mantienen paradigmas con los cuales es necesario acabar. Uno de ellos es aquel que considera que nuestro país está sobreestudiado. ¿Cómo podría estarlo un país con nuestra diversidad, con nuestras brechas y en un mundo tan cambiante como el de hoy?

Otro paradigma tiene que ver con la aparente oposición entre acción e investigación, donde la primera resulta más importante y reconocible. Sin embargo, ¿qué mejor que tomar decisiones en base a la evidencia? ¿Cuántos errores y recursos se hubiesen podido evitar? ¿Cuántos mitos se podrían derrumbar?

Es por esta razón que en estos días se está llevando a cabo la Semana de la Evidencia, una iniciativa también de On Think Tank con la Alianza Peruana para el Uso de la Evidencia, que se suma a otras desarrolladas este año en África y Londres con el objetivo de impulsar su utilización en el debate político y en la elaboración e implementación de políticas públicas. Como parte de la Semana, mañana miércoles la revista “Poder” reconocerá el trabajo de los ‘think tanks’ en cinco categorías: Institucionalidad y Gobernanza, Política Social, Política Económica, Medio Ambiente y Promesa, además del premio al ‘think tank’ del año. Si desea celebrar con ellos, súmese a esta apuesta por la evidencia (www.premiopoder.pe).

MÁS EN POLÍTICA...

 


Tags relacionados

investigación científica