Paro en Andahuaylas: incendian buses de Transportes Palomino

Empresa es propiedad de la familia del congresista Dalmiro Palomino, quien llegó a la ciudad junto a una comitiva de gobierno

Actos vandálicos mantienen en vilo a la población de Andahuaylas. (Video: Valery Cossío)

Una turba incendió dos buses de la empresa Transportes Palomino, los cuales se encontraban estacionados en la agencia de la empresa, en la ciudad de Andahuaylas, donde se acata un paro desde hace una semana.

El fuego afectó a un almacén de la empresa, así como a las viviendas cercanas. La empresa es de propiedad del congresista por Apurímac, Dalmiro Palomino Tello. 

Durante la reunión entre moradores y autoridades del Gobierno Central, realizada esta tarde, algunos dirigentes comunales expresaron su desazón debido a que, según ellos, los buses de la empresa Transportes Palomino habían trasladado a policías que llegaron a la ciudad. 

El congresista Palomino dijo a El Comercio expresó que se encuentra sumamente preocupado por este atentado contra la propiedad privada. Comentó que él no es accionista en la empresa, pero que pertenece a su familia. "Hay gente resentida detrás de esto", dijo.

(Foto: Cortesía Víctor Zarabia)

Mientras tanto, Milciades Rivas Viguria, presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Andahuaylas, organización que convocó al paro provincial, dijo a El Comercio que los actos vandálicos registrados son responsabilidad de infiltrados. Dijo que permanece en la clandestinidad junto a otros dirigentes porque han querido atentar contra su vida luego de que concluyera la reunión con las autoridades del gobierno central.

"El diálogo ha sido positivo, nosotros no tenemos motivos para cometer estos actos. Hay personas infiltradas, pues hemos denunciado la corrupción en la región. Hemos puesto el dedo en la llaga", expresó. Anunció que el paro fue levantado.

Turba impidió salida de comitiva

Esta tarde, Dalmiro Palomino estuvo encerrado durante casi 4 horas en el local de la Universidad Tecnológica de los Andes - UTEA, junto a una comitiva del Gobierno que llegó para dialogar con la población.

La comitiva la integraba el contralor general de la República, Edgar Alarcón, el titular del Ministerio de Agricultura (Minagri), José Manuel Hernández, y los congresistas Richard Arce y Yeni Vilcatoma.

Ellos permanecieron en el local por seguridad, pues se registraron enfrentamientos en los exteriores de la universidad. Un grupo atacó el frontis con piedras cuando la comisión se disponía a retirarse. La policía lanzó bombas lacrimógenas y se generó un enfrentamiento, en el que al menos una persona resultó herida, por lo que fue trasladada al hospital de Andahuaylas. 

Según informó el contralor de la República, Edgar Alarcón, esto se debería a que los dirigentes del paro no dieron a conocer a la población los acuerdos favorables a los que se había llegado. Por su parte, el ministro de Agricultura dio a conocer que la comitiva se desplazó hasta el cuartel del Ejército en esta ciudad, donde pernoctarán para garantizar su seguridad.

Los pedidos de la población

Cabe mencionar que entre los pedidos de la población de Andahuaylas se encontraba la declaratoria en emergencia de los sectores salud y agropecuario, así como la intervención de la Contraloría General de la República por presunta corrupción de la comuna provincial en proyectos de agua y alcantarillado. 

 


Tags relacionados

Andahuaylas

Apurímac