Cusco: Acusan a hijo de autoridad por intento de feminicidio

Gabriela Guillén denunció a su expareja Antonio Guillén Vargas por intento de feminicidio

Cusco: Acusan a hijo de autoridad por intento de feminicidio

Gabriela Guillén asegura que recibe amenazas a través de llamadas y mensajes en Facebook por perfiles falsos para que desista de su denuncia. (Miguel Neyra/El Comercio)

Un nuevo caso de maltrato a la mujer se registró en la ciudad de Cusco. Gabriela Guillén Zúñiga, una estudiante de 25 años, sufrió una golpiza - el pasado 6 de noviembre - tan fuerte que, a casi tres semanas del incidente, aún no se recupera.

Traumatismo espinal superficial en el dorso lumbar, conmoción cerebral en grado uno, fractura en la nariz y un esguince de tercer grado en la mano derecha son algunos de los daños físicos que le han detectado a Gabriel Guillén en una clínica privada.

El hombre que sindicado de propinar la golpiza es Antonio Guillén Vargas, de 27 años, hijo de la vicegobernadora regional de Cusco, Piedad Vargas Sota.

"Estábamos en una de sus casas, me dijo que iba a haber una reunión, pero nunca llegó nadie. Él había estado bebiendo con un amigo horas antes. De un momento a otro me empezó a acusar de cosas sin sentido, de que lo había engañado. Primero me pegó una bofetada. Fue tan fuerte (…), a mí nunca nadie me había dado una. Caí al suelo y allí me empezó a patear y jalar de los cabellos. Luego, se quitó la correa y me golpeó reiterada veces con la hebilla", aseguró Gabriela Guillén a El Comercio.

Agrega que su expareja la tuvo por más de dos horas reducida en una habitación. “Después de golpearme, me preguntó: ‘¿en serio estás sangrando?’”, afirma.

Gabriela relata que al promediar las 5 a.m. llegó una mujer a la casa de agresor. Se trataba de una ex novia del sujeto, a la cual identificó como Almendra Campana Campana. Afirma que ella se rió de la situación en la que se encontraba. Asegura que por el miedo que tenía le pidió que no la dejara y que la llevara a su casa. Cuenta que su agresor aceptó, pero que en el trayecto la siguió insultando y maltratando.

Al día siguiente, Gabriela Guillén, primero sola y luego con su madre, acudió a la Policía a denunciar a Guillén Vargas. Este fue acusado y nueve días más tarde un juzgado otorgó medidas de protección a la víctima.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables brinda ayuda psicológica y asesoramiento legal a la víctima. Ella, por su parte, el pasado 14 de noviembre denunció en la Fiscalía de Cusco a Antonio Guillén por tentativa de feminicidio, aunque aún no recibe respuesta.

Gabriela Guillén remarcó que recibe amenazas a través de llamadas y mensajes en Facebook por perfiles falsos para que desista de su denuncia.

En dicha red social se ha creado una página de apoyo para ella. "Solo quiero justicia. En esta página de apoyo ya ha aparecido otra chica que también lo denuncia", aseguró.

LEE TAMBIÉN

 


Tags relacionados

Cusco