Puente Topará será reconstruido desde diciembre

Estructura que une Cañete y Chincha colapsó en julio pasado. No duró ni 5 años, fue inaugurada el 2011 por Alan García

Puente Topará será reconstruido desde diciembre

El puente Topará, en el sentido de norte-sur, colapsó en julio pasado, cuando tenía poco más de cuatro años de uso. Ositrán podría multar a concesionaria hasta con S/.1’617.000. (Foto: Lino Chipana / El Comercio)

 

Las dos estructuras colgantes que forman el puente Topará, en el km 175 de la Panamericana Sur, serán reemplazadas a partir de la segunda quincena de diciembre, cuando se tengan aprobados los estudios presentados por la Concesionaria Vial del Perú S.A. (Covi-Perú).

Obed Chuquihuayta, gerente del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositrán), informó ayer que un estudio técnico de la Oficina de Servicios de Proyectos de la ONU (Unops) concluyó que el colapso del lado norte-sur del Topará –ocurrido en julio– se debió a la falla de al menos uno de los anclajes que unían el arco con el pavimento.

“Este informe ha sido enviado a Covi-Perú, junto con la notificación del inicio de un proceso administrativo sancionador por los perjuicios causados a los usuarios”, dijo Chuquihuayta.

Sanción de hasta S/. 1,6 mlls.
Santos Tarrillo, jefa de Fiscalización de Ositrán, precisó que el proceso se resolvería durante el primer semestre del 2016 y podría concluir con una sanción de hasta 420 UIT, es decir, hasta S/.1’617.000.

“El concesionario se hará responsable de la multa y de los costos de demolición y reemplazo del puente”, agregó Tarrillo.

Según la funcionaria, el citado proceso es el primero que el ente regulador inicia por el colapso de una obra pública terminada. Otros procesos, que implicaron sanciones menores, se dieron por deficiencias durante la construcción de alguna estructura.

El Comercio buscó a representantes de Covi-Perú para conocer sus impresiones sobre el estudio de Unops, pero no hubo respuesta. En un comunicado del 16 de julio, cuando se cayó el puente, Walter Sánchez, su gerente general, atribuyó el hecho al peso excesivo de un camión que pasó minutos antes del colapso. Asimismo, dijo que en seis meses lo iban a reemplazar.

Uno de los dos puentes sobre la quebrada Topará (el del sentido Norte-Sur) se vino abajo en julio pasado. La estructura no duró ni cinco años, había sido inaugurada entre bombos y platillos el 28 de enero del 2011 por el entonces presidente Alan García, actual candidato presidencial por el Apra.