Armas no letales: procuraduría de Lima denunció a empresa

En julio se reveló que la comuna compró a empresa no autorizada por Sucamec. Ese mismo mes la Procuraduría denunció al dueño

Armas no letales: procuraduría de Lima denunció a empresa

En julio, la contraloría acreditó a una comisión auditora ante la Municipalidad de Lima para obtener información relacionada a la adquisición de armas no letales. (El Comercio)

Pese a que la Municipalidad de Lima defendió la compra de armas no letales a una empresa que no contaba con autorización, la Procuraduría Pública Municipal sí interpuso una denuncia penal al propietario de dicha compañía.

Se trata de Ángelo Vourakis Ampuero, gerente general de Inversiones Greek E.I.R.L., quien en el mes de julio fue denunciado por el presunto delito contra la fe pública - falsificación de documentos, uso de documento falso y contra la administración de justicia en la modalidad de falsa declaración de procedimiento administrativo. Así lo dio a conocer la Procuraduría Pública Municipal a través del informe N°190-2016-MML-PPM, del 25 de agosto, en la Sesión de Concejo realizada el 8 de setiembre.

Como se recuerda, el 11 de julio pasado la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec), a través del oficio N°213-2016-SUCAMEC-GG, del 11 de julio, advirtió que la empresa de Vourakis Ampuero “no registra ni ha registrado anteriormente autorización de comercialización, importación, ni de internamiento de armas de uso civil”. Por ello, calificaba de  “irregular” la realización de las mencionadas actividades, como la venta de pistolas con balines de gas comprimido por un monto de S/372.250 a la Municipalidad de Lima.

Además, en ese momento el regidor Hernán Núñez reveló que dicha empresa no cumplió con las bases de licitación de la propia comuna pues en estas se exigía un proveedor con un mínimo de experiencia de cinco años. Sin embargo, de acuerdo a la SUNAT Inversiones Greek EIRL inició sus actividades el 26 de enero de 2015.

En declaraciones a El Comercio, el regidor Hernán Núñez indicó que con la denuncia de la Procuraduría Municipal “evidentemente reconocen que hubo una irregularidad”.

Como se recuerda, cuando salieron a la luz los cuestionamientos a la empresa, el gerente de Seguridad Ciudadana, Abdul Miranda, dijo que denuncia era un intento por "desprestigiar" a la comuna limeña.