Una campaña electoral que aún no despega en Internet

La contienda por la Alcaldía de Lima todavía no despierta el interés del electorado virtual

Una campaña electoral que aún no despega en Internet

(Captura de YouTube)

Febrero del 2011. Una señora del Callao toca las partes íntimas del entonces candidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski. Un fotógrafo inmortaliza el curioso episodio. La imagen llega a las redes sociales.

“Me agarró desprevenido”, escribe PPK en su Twitter. Risas para todos. La imagen es compartida en Facebook un sinfín de veces.

El mismo mes, pero en el 2013, Villarán parecía más fuera que dentro de la municipalidad. Paneles y avisos en redes sociales con el No a la revocación se convirtieron en Manuel Burga diciendo “No a los mundiales”, Melcochita diciendo “No vayan” y el futbolista Max Barrios diciendo “No a los documentos de identidad”.

Ambos sucesos fueron para algunos un indicador de que la importancia de Internet y las redes sociales aplicadas a las campañas políticas iba en un interesante ascenso. Sin embargo, la actual contienda para el municipio de Lima no ha logrado trascender como hace unos años en la plataforma virtual.

Ello a pesar de que la capital concentra el nivel de penetración de Internet más alto del país (44%, según el INEI) y cuenta con 7,2 millones de usuarios en Facebook y más de 1,7 millones de tuiteros, de acuerdo con Quantico Trends. ¿Por qué ha ocurrido eso?

Milton Vela, director de la consultora de márketing digital Café Taipá, considera que, a diferencia del trabajo de PPK y de la revocación, en esta ocasión “no hay un elemento viralizable que haya colocado una imagen, idea o frase en boca de todos”.
Otra explicación sería que los ciudadanos de la capital con acceso a redes sociales y páginas webs simplemente ya no se la creen. “Es habitual que muchos políticos solo se involucren en estas plataformas poco antes de las elecciones y luego las abandonen por completo. Esta conducta ocasiona que las estrategias no funcionen y que la fuerza de acción se diluya en el tiempo”, indicó a El Comercio la argentina Vanina Berghella, experta en gestión de proyectos digitales.

La también profesora universitaria considera que una estrategia implica dedicación, trabajo y, principalmente, apuesta a largo plazo.

“La audiencia no es tonta y se da cuenta de que muchas veces solo existe una puesta en escena para mostrarse modernos y ‘cercanos a la ciudadanía’”, agrega.

POCAS SORPRESAS
Xavier Domínguez, cabeza del equipo de estrategas españoles de Wish & Win, que maneja la campaña reeleccionista de Susana Villarán, es consciente de que si bien las redes sociales no definen una elección, sí pueden entretenerla.

En los últimos días, la cuenta @SusanaVillaran se muestra cada vez más activa e incluso lanza preguntas a los tuiteros. Las respuestas van desde los elogios hasta furibundos insultos. En la red, hay de todo.

En la campaña de Luis Castañeda Lossio –quien, según fuentes cercanas, suele revisar casi a diario los comentarios que recibe la cuenta @PSN_Solidaridad y el Facebook de su partido–, el objetivo primordial en cuanto a lo digital no es ganar más seguidores, sino mantener tranquilos a los líderes de opinión o jefes de ‘tribu’.

La agencia a cargo de la identidad digital del ex alcalde sabe que los votos están básicamente en la calle. No obstante, a través de las redes sociales los estrategas repiten constantemente la asociación “Castañeda = obras” en sus mensajes.

Sobre el resto de aspirantes a la alcaldía, el trabajo es mucho menos profesional, aunque no por ello menos entusiasta.

Enrique Cornejo (Apra) permanece atento al manejo de sus redes junto a “jóvenes apristas”, según contó el candidato a El Comercio.

Su campaña luce austera, pero promete sorpresas en el ‘rush’ final. “Ya verán, les tengo novedades”, sostuvo el ex ministro de Transportes.

Fernán Altuve comparte mucho material de campaña, pero a veces cae en la estrategia del spam al enviar un mensaje a tres o cuatro medios de comunicación.

El video que presentó con el tema “Ras tas tas’ logró rebote mediático, pero solo por un par de días.

Finalmente, están los candidatos que los sondeos agrupan en la sección Otros: Edmundo del Águila, Nora Bonifaz, Moisés Mieses, Alberto Sánchez-Aizcorbe, Jaime Zea, Álex Gonzales y Guillermo Arteta.

En muchos de estos casos se observan páginas webs desactualizadas, cuentas de Twitter duplicadas o abandonadas y Facebook que nunca responden comentarios de los amigos virtuales. Asimismo, las cuentas de You Tube solo recogen las entrevistas de sus candidatos en televisión, pero nada más.

Sigue este enlace para ver la infografía sobre el uso de las redes sociales por los 13 candidatos a la Alcaldía de Lima.