Gerente de Emape afronta juicio por peculado y fue declarado reo contumaz

Iván Infanzón, funcionario de la Municipalidad de Lima, es acusado de usar dinero de la comuna de Huamanga para subvencionar un club de fútbol

Gerente de Emape afronta juicio por peculado y fue declarado reo contumaz

Tras la renuncia de Gabriel Prado a la presidencia de la Empresa Municipal Administradora de Peaje (Emape) por el alquiler de circulinas para presentar patrulleros que aún no operan, esta institución de la Municipalidad de Lima ha quedado en manos de su actual gerente general, Iván Infanzón Gutiérrez, pese a que tiene denuncias vigentes.

Infanzón Gutiérrez fue declarado reo contumaz cuando ejercía en el concejo limeño, según pudo conocer El Comercio. Esto debido a una demanda por peculado que inició en su contra la Municipalidad de Huamanga por delitos cometidos cuando trabajó como gerente general en dicho municipio.

A Infanzón y otros 18 funcionarios y regidores se les abrió investigación el 2010 por usar dinero de las arcas municipales para subvencionar el reflotamiento del equipo de fútbol Club Deportivo Municipal de Huamanga, del cual eran socios y miembros de la junta directiva. Según la denuncia, se gastó casi medio millón de soles en pagar el sueldo de los jugadores, árbitros, alimentación, traslados y alquiler de canchas deportivas. Todo con la excusa de impulsar el deporte en la provincia.

Según los hallazgos de la contraloría, el pago a los jugadores se hizo con contratos por locación de servicios que obviaron los procesos de selección. La fiscalía pide para el funcionario siete años de prisión por peculado doloso.

Él también ha afrontado otros dos procesos administrativos en Huamanga y actualmente tiene dos denuncias por abuso de autoridad durante su función en el Concejo de Lima. Una está en Novena Fiscalía Penal y la otra fue derivada a la Primera Fiscalía Anticorrupción.

“NO CONSIDERO QUE SEA IRREGULAR”
Iván Infanzón aseguró haber informado a la comuna capitalina sobre su situación legal recién en julio del 2012. Explicó que no fue notificado y que, por eso, no pudo acudir a las citaciones y lo declararon reo contumaz.

Reconoció ser socio del club de fútbol, pero dijo que esa era y es una práctica normal en el municipio de Huamanga, aunque hoy ya no usen fondos públicos para mantenerlo. “No considero que sea irregular el pago a jugadores porque estos también enseñaban deportes a los niños. El procurador ha apelado porque es su función, pero eso no me inhabilita”, acotó.

Conoce más detalles en la edición impresa de El Comercio.