Juan Luis Cipriani: "Es una pena que todavía haya unos Judas"

Presidió la homilía de la procesión del Señor de los Milagros esta mañana y defendió la realización de estos recorridos

Juan Luis Cipriani: "Es una pena que todavía haya unos Judas"

El cardenal Juan Luis Cipriani djio que no se le puede atribuir la congestión vehicular a la procesión. (Andina)

El cardenal Juan Luis Cipriani presidió la homilía previa a que dé inicio el segundo recorrido del Señor de los Milagros en el frontis de la Iglesia Las Nazarenas. Durante esta ceremonia, expresó su indignación ante lo que nombró como la presencia de varios "Judas".

"Es una pena que todavía haya Judas en el camino. Es una pena que tantas veces tengamos que decir 'Señor, señor, ¿y nuestras obras?", comentó el cardenal en el marco de críticas contra quienes buscan sacar provecho a través de la mentira.

También cuestionó las manifestaciones sociales de quienes "quieren ser Dios". "No dejemos que el cinismo que paraliza a la gente invada nuestras plazas y calles. El que quiera ser mejor, que lo sea, el que quiere corregir, que lo haga, el que quiere juzgar, que juzgue, pero el cinismo que critica y no hace nada, el que tira la piedra y esconde la mano, ese no señor", indicó.

Estas declaraciones de Cipriani se producen en medio de las polémicas denuncias en contra de asesores directamente vinculados a Pedro Pablo Kuczynski que, ante los cuestionamientos, han sido despedidos o renunciaron. El caso más notable es el de Carlos Moreno, quien fue grabado haciendo negociaciones con privados para beneficiarse del Sistema Integral de Salud (SIS).

- En defensa de las procesiones -

El cardenal Cipriani también expresó críticas en contra de quienes buscan recortar las procesiones del Señor de los Milagros por las calles de Lima.

"El Señor es el dueño de la ciudad. ¿No le vamos a abrir todas nuestras calles para que se pasee bendiciendo, buscando la verdad, la justicia, el bien? ¿Vamos a ser tan mezquinos de estar recortando (su trayecto) por el tráfico", señaló.

"Ya tenemos bastante tráfico, pero ¿es a causa del Señor?", concluyó el cardenal al final de su homilía a las 7:30 a.m.