Luis Castañeda Lossio: aprobación sube 6 puntos y llega a 69%

En el mes de julio, la aprobación de Luis Castañeda llegó a 69% según la más reciente encuesta de Ipsos para El Comercio

Luis Castañeda Lossio: aprobación sube 6 puntos y llega a 69%

Luis Castañeda Lossio tuvo su nivel más bajo de aprobación en mayo con 57%. (Archivo El Comercio)

Ni la congestión vehicular ni la inseguridad, y mucho menos las imputaciones sobre posibles actos irregulares en su gestión, parecen afectar la relación entre el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, y la mayoría de vecinos que lo respalda.

Así lo evidencia la más reciente encuesta realizada por Ipsos Perú para El Comercio, que otorga un 69% de aprobación a la gestión edilicia. Es decir, seis puntos porcentuales más que lo registrado en junio pasado.

Según el sondeo, realizado del 13 al 15 de este mes, el 70% de los limeños apoya la gestión de Castañeda porque hace obras [ver infografía]. Su habitual mutismo, casi un sello personal de su labor política, también es considerado una virtud: el 9% de encuestados ve con agrado que no hable mucho, ni que sea un político tradicional.

“Castañeda sabe que no es un gran orador, por lo que ha buscado consolidarse como una figura de pocas palabras, pero de mucho trabajo. Controlando sus apariciones públicas, mostrándose solo en la entrega o el anuncio de obras, da en el gusto de quienes desean resultados rápidos, sobre todo en los sectores C, D y E”, afirma el analista político Luis Benavente.

El especialista agrega que, en el mediano plazo, lo único que podría influir negativamente en este índice es la recolección de firmas para una eventual revocación.

“Salir a responder a sus detractores podría desgastar la imagen del alcalde”, advierte. 
Para la teniente alcaldesa Patricia Juárez, el bajo perfil de Castañeda como orador no desdibuja su condición de líder del concejo e impulsor de obras que van más allá de la infraestructura vial.

“La población confía en su alcalde porque sabe que con los programas de teatro a favor de la cultura, o el esfuerzo de Muninet, que enseña computación a quienes más lo necesitan, está trabajando para que los limeños tengamos poco a poco una mejor calidad de vida”, dice Juárez.

Consultado sobre este repunte, el regidor de oposición Augusto Rey (Diálogo Vecinal) recuerda que algunas obras publicitadas por Castañeda, como el óvalo Naranjal (Los Olivos), la ampliación de la Av. Ramiro Prialé (Lurigancho) y el intercambio vial Benavides (Surco) fueron gestionadas por la ex alcaldesa Susana Villarán. “La única obra pensada por esta gestión es el ‘by-pass’ de 28 de Julio. Las demás ya tenían financiamiento desde la gestión anterior. Lo que Castañeda ha hecho es una agresiva campaña publicitaria, que da la impresión de que está en trabajos constantes”, asevera Rey.

Juárez reconoce el crédito de Villarán en dichos trabajos, pero insiste en que ha sido la actual gestión la que les dio impulso. “No hay que ser mezquinos con el éxito de los demás. Antes se nos criticó al decir que no daríamos continuidad a las obras, pero no solo lo hicimos, sino que negociamos mejoras con los concesionarios”, explica.