Madres con VIH no reciben leche que evita contagio

Pacientes de los hospitales del Minsa y Essalud denuncian escasez de alimentos para bebes y de antirretrovirales

Madres con VIH no reciben leche que evita contagio

Eliza, de San Martín de Porres, no recibe leche maternizada, insumo que permite que su bebe se alimente sin el riesgo de que contraiga VIH. En el hospital Cayetano Heredia reconocen el desabastecimiento.(Juan Ponce/El Comercio)

Han pasado 20 días desde que el gobierno declaró en emergencia sanitaria los establecimientos de salud de Lima, pero las medidas aún no alcanzan a una de las poblaciones más vulnerables: los pacientes con VIH.

Eliza, de 33 años, es uno de ellos. Ella prefiere no mencionar su apellido. Se enteró de que padecía el virus antes de dar a luz, hace tres meses. Fue sometida a una cesárea para evitar el contagio de su hijo, pero ahora tiene un nuevo calvario: “Hace unos 30 días mi hijo no recibe la leche maternizada que debe darme el hospital Cayetano Heredia, a pesar de que es lo único que evita la transmisión del VIH”. 

Solo en este hospital el desabastecimiento del insumo afecta a otros ocho niños, según denuncia el Grupo de Vigilancia del Abastecimiento de Antirretrovirales (Givar). Varias de aquellas madres con VIH afectadas, en comunicación con El Comercio, explicaron que solo les queda hacer colectas para reunir fondos y comprar la leche de manera independiente.

En tres casos, dijeron, solo tienen alimento para cuatro o cinco días más. Voceros del Cayetano Heredia precisaron que en los próximos días se priorizará el suministro de leche maternizada, pues se conoce la demanda, “aunque la crisis está presente en todos los centros de salud”. 

La falta de medicamentos para el VIH e infecciones relacionadas también aqueja a un numeroso grupo de la población adulta portadora. Desde octubre del 2010 hasta la fecha, 598 personas han denunciado el desabastecimiento de medicamentos. No obstante, se cree que hay otros cientos de afectados que no denuncian por temor a represalias o discriminación.

Según Givar, en lo que va del año hay 42 denuncias por falta de antirretrovirales en hospitales del Ministerio de Salud (Minsa). Otras 30 personas han denunciado problemas con la programación de las citas en Essalud, especialmente en el hospital Edgardo Rebagliati. Este nosocomio asegura que las dificultades se deben a la inasistencia de muchos pacientes programados, pero varios colectivos que defienden los derechos de los portadores, como el Movimiento Homosexual de Lima y Promsex, desmienten dicha versión y atribuyen los retrasos a asuntos logísticos. 

El alto costo de los medicamentos faltantes, disponibles solo en farmacias especializadas, es casi imposible de costear para estos pacientes. Se trata de Etravirina 100 mg, Tenofovir 300 mg, Darunavir 300 mg y Ritonavir 100 mg, cuyos costos bordean los S/5 mil al mes.

Este Diario constató que la falta del medicamento Ganciclovir, para tratar citomegalovirus –afección oportunista vinculada al VIH–, afecta a cuatro pacientes del Hospital Nacional Dos de Mayo, en el Cercado. De acuerdo con sus familiares, la medicina que les falta está disponible en el hospital Loayza, pero como ellos se tratan en otro recinto lo único que les queda es comprarla.

En el Hospital Central de la Policía, 15 usuarios también denunciaron haber interrumpido su tratamiento para el VIH debido al desabastecimiento. 

“Desde el 23 de setiembre no me dan las medicinas y yo debo tomar los medicamentos todos los días porque ya hice resistencia a varios, y los que tomo son los de rescate”, dice uno de los pacientes que también prefiere no identificarse.

Según cifras del Ministerio de Salud, de cada 1.000 peruanas trans, 208 viven con VIH. De cada 1.000 gays, 151 padecen la infección. De cada 1.000 hombres bisexuales, 66. Y de cada 1.000 hombres sin identidad homo/bisexual, pero que tienen sexo con hombres o mujeres trans, 66. Estos grupos engloban al 55% de casos totales de VIH en el Perú.


Tags relacionados

VIH