Manuel Burga podría salir libre por retrasos en extradiciones

Hay 163 procesos de traslados y extradiciones pendientes y casos irresueltos desde el 2012 debido a la burocracia

Manuel Burga podría salir libre por retrasos en extradiciones

El ex presidente de la FPF Manuel Burga podría ser liberado por demoras en su proceso de extradición. (Dante Piaggio / Archivo El Comercio)

A pesar de estar encarcelado, el ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Manuel Burga, es un preso con suerte. En junio, el Poder Judicial dispuso que sea extraditado a Estados Unidos, pero su expediente está apilado –hace más de cuatro meses– en el Ministerio de Justicia (Minjus), a la espera de que se tome una decisión sobre el tema.

Mientras el trámite sigue en cola, Burga ha presentado un hábeas corpus en la Corte Superior de Justicia de Lima para que se declare nula la extradición y así librarse de una implacable cárcel estadounidense. 

En EE.UU. se le acusa de formar parte de una “asociación de delincuencia organizada”, a través de la Confederación Sudamericana de Fútbol, desde donde “negoció de manera fraudulenta” los derechos de transmisión de la Copa Libertadores y la Copa América.

Si el hábeas corpus de Burga le resulta favorable, saldría de inmediato del penal Ancón II, donde permanece desde diciembre del 2015, y el Ministerio de Justicia no podría hacer nada porque se demoró en tomar una decisión, explica el abogado Carlos Caro. “Así funciona el sistema, desregulado”, remarca.

–Desorden de expedientes–

En su oficina del Minjus, Marisol Pérez Tello reconoce indignada que durante muchos años ha imperado un desorden en los procesos de extradiciones, convirtiéndose en un caldo de cultivo para la corrupción y la impunidad. “Los expedientes ni siquiera están digitalizados. Tengo casos de personas que son detenidas en otros países a pedido del Perú y luego salen libres solo porque nuestro país se demora en enviar los cuadernillos de extradición”, afirma.

La ministra explica que su objetivo es impulsar los traslados pasivos, es decir, que los presos extranjeros sentenciados en el Perú sean enviados a sus países de origen para que cumplan su condena allá. 

Según el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), en el Perú hay 1.803 internos extranjeros, de los cuales 1.083 tienen sentencia. “Voy a sostener una reunión con los cónsules para avanzar este tema. La prioridad es disminuir el hacinamiento en las cárceles”, remarca. Al día, el Estado Peruano gasta más de S/8 mil para alimentar a estos presos. 

Una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores precisa que hay 150 españoles presos en el Perú que han iniciado procesos de traslado a su país. “Los internos asiáticos son más reacios a solicitar que se les envíe a sus países porque el régimen carcelario es más rígido”, dice la fuente.

Pérez Tello asegura que en los dos meses y medio de gestión ha logrado el traslado de 25 internos extranjeros a sus países y también que 12 personas sean extraditadas al Perú porque tienen procesos judiciales pendientes acá. 

La ministra precisa que hay 81 casos de extradiciones activas pendientes, la más antigua es del 2012. “La demora no solo depende del Minjus, hay toda una cadena que ve los casos”, aclara. En total, hay 163 procesos de traslados y extradiciones pendientes.

La titular de Justicia evita pronunciarse sobre el caso de Burga, pero indica que antes de su expediente debe resolver otros tres en espera. Una vez que el Minjus tome una decisión sobre estas extradiciones, el Consejo de Ministros tendrá la última palabra. 
Pérez afirma que desde que está en el Minjus hay mayor fluidez en los casos, pero está alistando proyectos, dentro de las facultades legislativas, que contemplan penalidades y responsabilidades administrativas ante demoras. También habrá plazos establecidos. 


Tags relacionados

Manuel Burga