Prueba PISA: ¿Qué hacer para mejorar el nivel educativo de los escolares?

Especialistas consultados por El Comercio critican la inestabilidad de las políticas educativas y la proliferación de colegios privados de baja calidad

Prueba PISA: ¿Qué hacer para mejorar el nivel educativo de los escolares?

LUIS GARCÍA BENDEZÚ / PAMELA SANDOVAL DEL ÁGUILA

La evaluación PISA 2012 revela que los escolares peruanos ocupan el último lugar en matemática, ciencia y comprensión lectora. Expertos consultados por El Comercio consideran que la falta de políticas educativas estables y la aparición de escuelas privadas de baja calidad impiden que los alumnos puedan mejorar sus resultados.

El ministro de Educación, Jaime Saavedra, dijo ayer que los resultados del 2012 no significaban un retroceso. Ello, pese a que en el 2009 ocupamos el penúltimo lugar en ciencia y antepenúltimo en matemática y lectura en la misma prueba.

Harry Patrinos, especialista del Banco Mundial, resaltó que el Perú, aunque último en la prueba PISA 2012, era el país que más había mejorado en la prueba desde el 2000.

Para entender esta crisis educativa y llegar a soluciones concretas, los expertos Hugo Díaz, Daniel Salas, José Miguel Morales, Ricardo Cuenca y León Trahtemberg aportan ideas que pueden ser consideradas por el Gobierno.

1 El profesor mejor remunerado está más motivado para ejercer su trabajo.
Según Hugo Díaz, vocal del Consejo Nacional de Educación, el bajo sueldo que reciben los profesores ocasiona que solo los escolares pobres o los que no pudieron acceder a otra carrera opten por la docencia. “Si hubiese salarios más atractivos, los profesores estarían más motivados”, aseguró Díaz.

Para Daniel Salas, investigador de Centrum Católica, una mejor remuneración influye directamente en el desempeño en el aula. Asimismo, es importante que el profesor reciba capacitaciones periódicas y que se refuerce la carrera docente. Díaz alerta que el Estado no tiene la capacidad para dar cursos adicionales a los profesores. El ministro Saavedra declaró el lunes a El Comercio que el apoyo del capital privado era importante para lograr esta meta.

2 La continuidad de las políticas educativas es vital para el trabajo a largo plazo.
“Construir colegios para llamarlos emblemáticos o repartir computadoras a ciegas no son políticas educativas”, dijo el educador León Trahtemberg a El Comercio.

Según Hugo Díaz, la improvisación en temas educativos ha perjudicado mucho al sector. “La mayor parte de políticas aplicadas [desde el primer gobierno de Alan García] no funcionaron”, dijo.

Los expertos consultados coincidieron en que el cumplimiento de los compromisos educativos [como el Acuerdo Nacional] es vital para mejorar el rendimiento de nuestros escolares.

3 La educación pública debe recibir todo el apoyo del Estado.
En los sectores más pobres de Lima, los alumnos de colegios públicos tienen un mejor desempeño en matemática respecto de sus compañeros de colegios particulares. Esto según la Evaluación Censal de Estudiantes 2012, que elaboró el Ministerio de Educación.

No todos los colegios privados aseguran una educación de calidad. Asimismo, Daniel Salas explica que los países que lideran el ránking de PISA 2012 fortalecieron sus escuelas públicas hace varios años. “No hay ningún caso en el mundo de un país que haya salido del subdesarrollo solo con educación privada”, señaló el investigador.

4 La calidad de la educación privada debe ser acreditada.
José Miguel Morales, presidente de la asociación Empresarios por la Educación, confía en que el mercado será el mejor regulador de la educación privada. “Lo que hay que hacer es apoyar la escuela pública. La privada sola va a crecer o caer [de acuerdo con su calidad]”, dijo.

Morales añade que la calidad del colegio privado debe ser comprobada. “Una acreditación local [estatal] es importante, pero más provechosa sería una extranjera”, dijo.

5 La educación debe ser percibida como una inversión.
Cada persona de más de 15 años que no culmina la escuela ocasiona un gasto al Estado. Según el experto Daniel Salas, la baja calidad de la educación en el Perú perjudica notablemente nuestra competitividad empresarial.

“El Estado tiene que ver la educación en términos productivos. No es un gasto, es una inversión. Las empresas se han dado cuenta de que no tenemos obreros capacitados. Todas las fuerzas empresariales deberían estar aliadas por la educación pública”, explica Salas.

El ministro Saavedra también mostró ayer su preocupación sobre las consecuencias que traía al país el no tener alumnos capacitados.

6 El Estado debe aumentar la inversión en educación y mejorar la ejecución del presupuesto.
“La bonanza económica no se traduce en mejoras en educación si no hay políticas premeditadas para mejorarla”, explicó León Trahtemberg.

Hugo Díaz anota que la inversión del Estado por cada estudiante se ha triplicado en los últimos 13 años. Pero seguimos por debajo de Chile, México o Argentina. “Se debe invertir más, pero el sector [educación] no parece tener capacidad de ejecución. Devuelven el dinero”, refirió.