Puente Bella Unión: el vía crucis de los pasajeros por tráfico

Retrasos en obra iniciada el año pasado afectan a pasajeros, quienes deben tomar varios vehículos para llegar a sus destinos

Los trabajos en el Puente Bella Unión se encuentran paralizados desde hace dos meses. (Latina)

Desde hace dos meses, la construcción del puente Bella Unión, que une San Martín de Porres con Cercado de Lima, se encuentra detenida. Tal como informó El Comercio la semana pasada, luego de 13 meses de iniciados los trabajos, no hay avances. Sin embargo, lo que sí se mantiene es el caos vehicular, desorden e inseguridad en las inmediaciones de los desvíos.

Los pasajeros son los más afectados por esta situación y los transbordos que tienen que realizar para evitar el tráfico han incrementado hasta tres veces el costo para movilizarse. Así lo demostró un reportaje de “90 Matinal” de Latina.

El informe muestra cómo en la Av. Perú la congestión vehicular no disminuye en ningún momento del día al punto que los usuarios se ven obligados a bajar en el cruce con la Av. Universitaria.

En dicho punto, los pasajeros deben tomar mototaxis hasta el Puente Bella Unión, el cual cruzan a pie. Después, tienen tres alternativas para llegar a la Av. Colonial: otra mototaxi, colectivo o combi que los dejará en la Av. Colonial o Plaza San Miguel y de ahí a sus destinos.

Humberto Guzmán, coordinador de las obras de la Municipalidad de Lima, se disculpó por los inconvenientes que se generan debido al cambio de titularidad de la concesionaria. En diálogo con Latina indicó que en la quincena de setiembre se informará sobre un nuevo plan de trabajo acelerado.