Sepa cómo prevenir un golpe de calor en niños menores de 5 años

Llanto constante, irritabilidad, agitación, fatiga y sudoración son algunos de los síntomas de un golpe de calor

Sepa cómo prevenir un golpe de calor en niños menores de 5 años

Los especialistas del Ministerio de Salud precisaron que los niños menores de cinco años de edad son uno de los grupos más vulnerables, ya que su mecanismo natural para compensar el organismo se encuentra aún en desarrollo. (Foto: Minsa)

Los especialistas del Ministerio de Salud (Minsa) indicaron que los síntomas que pueden presentar los bebés, durante un posible golpe de calor en la temporada de verano, son llanto constante, irritabilidad, agitación, fatiga y sudoración.

Además, remarcaron que esta situación puede generar, a su vez, un cuadro de deshidratación. La pérdida de líquidos y electrolitos impide que el organismo funcione adecuadamente. Esto puede ocasionar pérdida de la conciencia, debilitamiento del sistema inmunológico e incluso convulsiones, en casos extremos.

Los especialistas del Ministerio de Salud precisaron que los niños menores de cinco años de edad son uno de los grupos más vulnerables, ya que su mecanismo natural para compensar el organismo se encuentra aún en desarrollo.

 “Hasta los dos años y medio, el sistema neurológico y endocrinológico de los bebés no maduran, por lo que es más difícil para ellos adaptarse a los cambios de temperatura en comparación con los adultos”, explicó Darwin Aguilar Padilla, responsable de la Etapa de Vida Niño del Ministerio de Salud.

Recomendaciones

•     Los niños se encuentran en permanente actividad y, por ello, hay que procurar que consuman abundante líquido, según su edad y la alimentación que les corresponde.

•     Los menores de seis meses deben tomar leche materna de forma exclusiva.

•     Los niños que ya consumen alimentos deben incrementar su consumo de frutas con gran aporte de líquidos (sandia, piña, naranja, etc.) en forma de papilla o picado en pequeños trozos que ayudarán a mantenerlos hidratados.

•     Es importante la ingesta de agua hervida fresca potable, jugos hechos a base de productos naturales y sin azúcar agregada.

•     Durante esta temporada los bebés deben usar ropa ligera de algodón, no abrigarlos demasiado ni exponerlos al sol.

•     Se les debe bañar con frecuencia y ubicarlos siempre en lugares donde exista ventilación.


Tags relacionados

Ministerio de Salud