Susana Villarán volverá a la fiscalía por caso Línea Amarilla

Declará la primera semana de marzo por supuestas irregularidades en el proyecto. Por este caso Castañeda es investigado

Susana Villarán volverá a la fiscalía por caso Línea Amarilla

La ex alcaldesa Susana Villarán pidió que ser reprogramada para poder empaparse más del tema y responder todas las preguntas de la fiscalía.

La ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán, acudirá por segunda vez al Ministerio Público, para declarar sobre las presuntas irregularidades en la ejecución del proyecto Línea Amarilla, que se gestó en el 2009, tras la firma de un contrato entre la Municipalidad de Lima, encabezada por Luis Castañeda, y Lamsac, cuyo 99% de acciones lo poseía la constructora brasilera OAS.

Según fuentes de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Villarán pidió que se le vuelva a citar porque "quería empaparse más del tema para absolver todas las interrogantes que se le plantearon sobre Línea Amarilla". Su asistencia a la fiscalía es en calidad de testigo a diferencia del alcalde Luis Castañeda que es investigado de manera preliminar. 

Cuando Villarán asumió las funciones de alcaldesa, en 2011, modificó el contrato de concesión con Lamsac. Uno de los cambios fue que el proyecto pasaba a llamarse Vía Parque Rímac. Además, se amplió el plazo de concesión de 30 a 40 años. Lamsac se haría cargo del cobro de peajes en la extensión del proyecto, que interconectará 11 distritos. También estableció que Lamsac ya no construiría un Metropolitano, desde el trébol de Javier Prado hasta el óvalo de Hábich. Además, la constructora debía hacer un viaducto en SJL y otras zonas del centro histórico de Lima por US$ 20 millones. 

Se acordó también que la empresa brasilera debía destinar fondos de la concesión para el proyecto Río Verde por US$ 74.5 millones, que al final nunca se concretó. La fiscalía investiga si Castañeda-cuando aún Villarán era alcaldesa- coordinó con José Pinheiro, ex presidente de OAS, para que no se firme el contrato para ejecutar Río Verde, como se infiere, tras una revelación de mensajes por Whatsapp, que difundió IDL Reporteros, entre el brasilero y Guiselle Zegarra, ex funcionaria de la Municipalidad de Lima en el 2009.

El dinero supuestamente se usó para construir un by pass en la avenida 28 de Julio y una alameda, que ni siquiera se ha empezado a construir. OAS ha evitado pronunciarse los motivos de por qué no ejecuta la obra. En el 2015, la empresa se declaró en insolvencia a raíz del escandalo de corrupción en Brasil

Castañeda, Pinheiro y Zegarra son investigados por los presuntos delitos de colusión, negociación incompatible y asociación ilícita para delinquir. La fiscalía aún no ha determinado cuándo los citará. Por lo pronto, OAS ha expresado a la fiscalía su disposición para colaborar con las indagaciones. 

LEE TAMBIÉN