Todo un mundo por descubrir en la huaca de tu colegio [CRÓNICA]

Profesores de La Victoria, Puente Piedra, SJL, San Borja, La Molina y Ate fueron sensibilizados en la defensa de monumentos

Todo un mundo por descubrir en la huaca de tu colegio [CRÓNICA]

En los talleres, los docentes visitaron la huaca San Borja y se motivaron a hacer lo mismo con sus alumnos. (Dante Piaggio / El Comercio)

Una profesora limeña confesó que en 20 años de docencia jamás había recibido un taller sobre patrimonio cultural. La maestra lo contó en una sesión del programa Huacas al que fue seleccionada, junto a una veintena de maestros, por su compromiso en aulas con la historia y porque cerca de su colegio hay uno de esos monumentos de barro que, en Lima, no siempre son un espacio para aprender. Hay los que sirven de basural, de punto de invasión, de guarida de delincuentes. Ejemplos sobran.

“Las huacas no son solo lugares para aprender historia; son sitios fascinantes para la investigación científica. ¿Se imaginan toda la matemática que hay detrás de la construcción de estos templos?”, les decía a los profesores el educador Luis Bretel, del Instituto Internacional para una Educación de Calidad y ex director general de Educación Básica Regular del Ministerio de Educación.

“Hay que salir de la escuela para que los alumnos miren la realidad”, agregó Bretel mientras motivaba a los maestros a que con sus alumnos salgan a las huacas que están cerca de sus escuelas.

El programa lo organizó la agencia Kilka, en coordinación con los ministerios de Educación y de Cultura. Las sesiones se iniciaron el 20 de agosto y duraron dos sábados más.

Profesores de colegios de La Victoria, Puente Piedra, San Juan de Lurigancho, San Borja, La Molina y Ate fueron sensibilizados en la defensa de los monumentos y en el gran potencial que tienen para investigar.

Luego del último taller, los docentes visitaron la huaca San Borja, una sede administrativa y ceremonial del señorío Ichma, en donde hay además evidencia de ocupaciones coloniales y republicanas. Una arqueóloga les contó que los muros se construyeron de forma trapezoidal para posiblemente darles mayor resistencia y así otros datos que podría abrir muchas posibilidades de aprender del pasado.

Para funcionarios del Ministerio de Cultura, este es un trabajo necesario que complementa otros proyectos encaminados a que los limeños mejoren sus vínculos con esos sitios de barro que deben hacernos sentir orgullosos.


Tags relacionados

Patrimonio cultural

Huacas