Bebes abandonados: proyecto de ley busca incubadoras públicas

Iniciativa, presentada por el congresista Yonhy Lescano, debe adaptarse a la realidad social y legal del país, dicen expertos

Bebes abandonados: proyecto de ley busca incubadoras públicas

Muchos de los bebes abandonados, una vez encontrados, son llevados a comisarías hasta que un juez determina su situación. La foto corresponde a un bebe encontrado en Chorrillos en junio de este año. (Foto: USI)

En agosto pasado, con apenas diez días de vida, ‘Pepito’ tuvo que enfrentarse a la irracionalidad de este mundo. Envuelto en una frazada blanca, yacía en el asiento trasero de un bus interprovincial que se había detenido en Chimbote (Áncash). Su madre lo había abandonado.

Horas más tarde, el chofer del vehículo lo encontró y lo llevó a la comisaría de la urbanización Buenos Aires. Allí fue amamantado por una suboficial durante algunos días, mientras la Policía Nacional iniciaba las investigaciones para dar con el paradero de sus padres. Una semana después, un juzgado de Chimbote determinó que ‘Pepito’ fuera trasladado a un centro especializado, donde el Estado hoy se hace cargo de él.

—¿Cunas para salvar vidas?—

A través de un proyecto de ley presentado el 6 de setiembre, el congresista Yonhy Lescano (Acción Popular) plantea una polémica alternativa para esa problemática social: instalar incubadoras acondicionadas en los establecimientos de salud estatales, donde las mujeres puedan dejar al recién nacido que no desean conservar. A estos dispositivos los ha llamado cunas salvadoras.

“La medida está dirigida a las mujeres con embarazos no deseados: adolescentes o víctimas de violación sexual. Si se aprueba la norma, en el reglamento se especificarán las condiciones de uso de estos ‘buzones’. Aunque no hay cifras precisas sobre este drama social en el Perú, las experiencias internacionales me hacen creer que la iniciativa tendrá un impacto positivo”, dijo Lescano a El Comercio. El proyecto de ley establece que la implementación estaría a cargo del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

—Protección infantil—

A julio del 2016, el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif) atendió a 2.403 menores de edad en sus 41 centros de atención residencial (CAR) distribuidos en 17 regiones. De estos niños y adolescentes, 729 habían sido abandonados por sus familias, por lo que se les brindó una protección integral (vivienda, salud, alimentación, educación y vestimenta) luego de que el Poder Judicial determinara su situación legal.

Sin embargo, el Inabif solo atiende a una parte de los niños en abandono en el Perú, cuya cifra total no se ha establecido. El Comercio solicitó al MIMP una opinión sobre la iniciativa de Lescano, así como estadísticas nacionales, pero no obtuvo respuesta.

—No habría sanción penal—

En algunos casos, los menores que no son acogidos por el Estado logran sobrevivir en las calles; en otros, fallecen. Por ello, en el artículo 125 del Código Penal se establecen sanciones de entre uno y cuatro años de cárcel para aquel que abandona –o expone al peligro– a un menor de edad. Si el niño o adolescente muere a causa del abandono, la pena privativa de libertad puede llegar a ocho años.

El proyecto de ley de Lescano plantea que aquellas madres que usen las cunas salvadoras no sean imputables penalmente. También propone que no haya consecuencias jurídicas; es decir, los padres podrán recuperar a sus hijos antes de que sean adoptados.

Para el penalista Mario Amoretti, no habría necesidad de modificar el Código Penal en caso de que se aprobara esta iniciativa del Congreso, ya que si una madre deja a su recién nacido en un ambiente seguro –tal como se propone con estas cunas– no se configuraría el delito de abandono y exposición al peligro.


Tags relacionados

Bebes abandonados