"El día en que la historia cambió", por Pedro Ortiz Bisso

"Han traído una bomba que se va a tirar abajo al gobierno”, le dijo Jaime de Althaus a Raúl Tola..."

"El día en que la historia cambió", por Pedro Ortiz Bisso

Alberto Kouri fue grabado cuando recibía dinero de Vladimiro Montesinos, lo que originó la caída del gobierno de Alberto Fujimori. (Archivo/El Comercio)

“Han traído una bomba que se va a tirar abajo al gobierno”, le dijo Jaime de Althaus a Raúl Tola, uno de los jóvenes periodistas del entonces también jovencísimo Canal N. Era el 14 de setiembre del 2000 y, sin saber qué es lo que era, Raúl recuerda que no le creyó. “El régimen parecía capaz de aguantar todo”, pensaba. Pocas horas después, él sería el encargado de presentar la transmisión de la conferencia de prensa en la que se difundiría el video Kouri-Montesinos. La bomba en la que no creía estaba a punto de estallar.

En El Comercio existía también cierta incredulidad. “Al mediodía recibimos una llamada de Fernando Olivera, invitándonos a una conferencia de prensa”, recuerda Rossana Echeandía, entonces editora de Política. “Cuando le pedimos que nos adelantara algo de lo que se iba a decir, respondió que íbamos a ver al ‘tío haciendo shopping’. ¿Al tío haciendo shopping?, nos preguntábamos en la sección, entre intrigados y divertidos”. El periodista José Antonio Indacochea recibió el encargo de cubrir el ‘shopping’. Los televisores de la redacción quedaron sintonizados en Canal N.

Ese día, la FIFA había suspendido de toda competición internacional a Universitario de Deportes, a causa del intento de soborno en el que estaba involucrado su presidente, Alfredo González. Era la primera vez que un club peruano recibía semejante castigo y el equipo de Deporte Total tenía el encargo de elaborar un informe, el cual iba a ser publicado en la página A2, la más importante del Diario. Los planes cambiaron cuando Alberto Kouri apareció en pantalla.

“Cuando vimos las imágenes no lo podíamos creer, el límite al que había llegado el gobierno era inimaginable”, señala Echeandía. En el N, la expectativa estaba centrada en Montesinos. “Al principio no se lo veía, salía fuera del tiro de cámara, hasta que en un momento se inclinó, creo que a contar los billetes de Kouri”, indica Tola, quien llegó a temer que el gobierno fuera a cortarles la señal.

Mientras ello sucedía, los canales de señal abierta mantenían su programación habitual. Salvo Canal A, el resto evidenciaba su indigna complicidad con el régimen.

En el Congreso, la bancada fujimorista entró en pánico y Kouri intentó escapar, pero los periodistas lograron abordarlo. Luego apareció en el noticiero de los Crousillat, premunido de un audífono, el cual, para mayor vergüenza, en un momento de la ‘entrevista’ se le cayó. Lanzó el absurdo de que el ‘Doc’ le dio dinero para comprar un camioncito y llevar pescado a los pobres. Su discurso fue el típico de una presa desesperada.

Al día siguiente,  los diarios chicha hicieron lo suyo. “El Mañanero” tituló: “Olivera se rayó con el video: Kouri afirma drogas vuelven loco a Popy”, “La Chuchi” disparó: “La coca le hizo ver otra cosa” y “El Chino” vomitó: “Drogas loquean a Olivera”.

“Al descubierto” tituló El Comercio, y así fue. La mafia había quedado al desnudo. Fue el día en que la historia cambió.