Heladas y friaje: ¿en qué se diferencian?

Entre los meses de abril y septiembre se registra un fuerte descenso de temperaturas en las zonas altoandinas y la selva

El calendario de riesgos climatológicos anuncia la llegada de un nuevo fenómeno para los próximos meses, el de heladas y friajes.(Video: El Comercio)

Luego de las fuertes precipitaciones y deslizamientos registrados en el norte a causa de El Niño costero, el calendario de riesgos climatológicos anuncia la llegada de un nuevo fenómeno para los próximos meses, el de heladas y friajes.

Las heladas se caracterizan por la disminución abrupta de las temperaturas en las zonas altoandinas principalmente en las regiones de Arequipa, Puno, Cusco, Moquegua y Tacna. Se producen debido al ingreso de masas de aire frío y seco a gran altitud que reduce la nubosidad, impidiendo la concentración de calor y la regulación de la temperatura ambiental.

Su duración se extiende desde abril hasta septiembre, previo al inicio de la temporada de lluvias. Las temperaturas más bajas se registran en las zonas de mayor altitud. El año pasado el descenso más pronunciado alcanzó los 20 grados bajo cero.

El friaje consiste en el ingreso de masas de aire frío superficial desde el sur del continente hacia la selva durante el segundo y tercer trimestre del año. Afectan principalmente a las localidades ubicadas en la selva baja de Loreto, Ucayali y Madre de Dios.

Este fenómeno está acompañado de fuertes lluvias, descargas eléctricas y vientos ráfaga que pueden alcanzar los 50 kilómetros por hora. Las temperaturas máximas suelen descender hacia los 25 grados centígrados en esta zona. El mayor descenso histórico se registró en Puerto Maldonado en 1975, cuando los termómetros marcaron 4 grados.

Según el Senamhi, este fenómeno se presenta todos los años y no sería afectado en su duración e intensidad por la ocurrencia previa de El Niño costero.


Tags relacionados

Heladas

Friaje