Damnificados bloquean vía para pedir agua potable y saneamiento

Según dijeron vecinos de Cura Mori, en la región Piura, recibieron amenazas de desalojo por parte de empresario

Damnificados bloquean vía para pedir agua potable y saneamiento

Protesta en Piura comenzó a las 6 a.m., y se prolongó hasta las 10 a.m. del lunes. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)

Damnificados bloquean vía para pedir agua potable y saneamiento

(Foto: Ralph Zapata / El Comercio)

Esta mañana, unos 2 mil damnificados de distintos asentamientos humanos del distrito de Cura Mori, en Piura, bloquearon durante cuatro horas la carretera Panamericana Piura-Chiclayo, a la altura del kilómetro 986. Los manifestantes, con carteles y machetes en mano, exigieron a las autoridades que saneen el terreno donde han sido reubicados y les conecten agua potable. 

La protesta comenzó a las 6 a.m., y se prolongó hasta las 10 a.m., cuando se hicieron presentes el representante de la Defensoría del Pueblo en Piura, César Orrego, y el gobernador regional Reynaldo Hilbck. Los damnificados de Cura Mori, que ahora viven en carpas el kilómetro 986, contaron que hace unos días fueron amenazados por un empresario que señala ser dueño de las tierras que actualmente ocupan. 

Javier Girón, uno de los dirigentes de Cura Mori, explicó que actualmente unos 2 mil damnificados viven en el kilómetro 986, donde fueron reubicados por las autoridades regionales y locales, luego del desborde del río Piura, ocurrido el 27 de marzo. “Sin embargo, hace unos días un empresario nos ha amenazado con desalojarnos, porque dice que es dueño de estas tierras”, comentó. 

Anuncian que se quedarán

El alcalde de Cura Mori, Macario Silva, dijo a El Comercio que los damnificados que ahora viven en el kilómetro 986 se quedarán allí, porque sus lugares de orígenes son peligrosos al estar en zonas bajas. “Queremos que el gobierno regional y central nos apoye para sanear este terreno, poner agua y hacer los accesos”, pidió. 

Se supo que un empresario habría amenazado con desalojar a los 2 mil damnificados que viven allí. “Traficantes de terrenos le habrían vendido 9.985 hectáreas que, en realidad, pertenecen a la comunidad campesina de Catacaos”, explicó Silva. 

A su turno, el gobernador regional, Reynaldo Hilbck, dijo que trabajará de la mano con los congresistas piuranos para declarar de necesidad pública dichos terrenos, del kilómetro 986, y sanearlos más adelante. “Mi prioridad es poner agua y hacer accesos a este lugar. Sé que la comunidad campesina ha interpuesto una demanda de nulidad de ese título que dice tener un empresario”, dijo. 

El gobernador añadió que, con el permiso del consejo regional de Piura, continuará ejecutando los accesos en esta zona, y el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento seguirá llevando la tubería de agua potable desde Cura Mori. “De modo que hay que dejar que el proceso siga su curso en la justicia, pero avanzaremos con agua y caminos de acceso”, prometió. 

Cabe destacar que los damnificados viven allí desde hace tres semanas. Las autoridades instalaron carpas a lo largo de ese desierto. Los pobladores dijeron que no volverían a Cura Mori. “Vamos a quedarnos aquí, y por eso queremos que saneen nuestras tierras, porque esto nos pertenece”, dijo un vecino.  


Tags relacionados

Piura