El Estado no ha reducido el espacio de coca ilegal en el Vraem

Pese a los intentos de intervenir esta zona en el 2014, continúan en pie las 19 mil hectáreas de este cultivo ilícito

El Estado no ha reducido el espacio de coca ilegal en el Vraem

A la fecha, en 13 regiones se concentra el cultivo de hoja de coca en el Perú. Cusco (16.356 hectáreas), Ayacucho (9.950) y Puno (4.500) encabezan la lista, según Devida. (Foto: Archivo)

Ayer comenzó oficialmente un nuevo año contra el narcotráfico con en el anuncio de las metas de erradicación de hoja de coca ilegal y con promesas con los que se asegura no bajar la guardia frente a este delito.

El presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Alberto Otárola, señaló que este 2015 se han fijado erradicar 35 mil hectáreas de este cultivo en todo el país. El año pasado se llegó a 31.206 hectáreas erradicadas con acciones en Loreto, Pasco y Ucayali, entre otras regiones.

Además aseguró que el Estado ya abordó el problema ocasionado por el ingreso ilegal de avionetas dedicadas a llevar droga hacia Bolivia y Brasil, y que desde este año se reanudará la interdicción aérea sin necesidad de apoyo de Estados Unidos. Fue un convenio firmado en el 2001 con este país el que impidió por 14 años que se reactivaran estas acciones.

Sin embargo, el destino del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) –que con más de 19 mil hectáreas es la principal cuenca cocalera del país– aún no ha sido definido.

Otárola aceptó en una entrevista ofrecida a El Comercio que las extensiones de coca en el Vraem se mantienen.

Esto sucede pese a que desde el año pasado el Estado implementó una nueva estrategia de reconversión de cultivos, la cual fue liderada por el Ministerio de Agricultura y que recién pudo iniciarse en octubre pasado. La meta fijada por el mismo ministerio fue cambiar 5 mil hectáreas ilegales por productos como el café o el cacao.

Aunque Otárola no deja de resaltar el papel de Agricultura en esta zona, indica que se está evaluando nuevamente la estrategia de acción antidrogas en el Vraem.

“Creo que el impacto de Agricultura se va a medir en el mediano a largo plazo. En términos de erradicación, el espacio cocalero se mantiene si es que no ha crecido y sobre este escenario es que se están haciendo los estudios correspondientes para ver cuál es la mejor decisión”, dice.

Sobre el tema, el analista de temas de narcotráfico Pedro Yaranga cree que uno de los errores más grandes del Estado es haber apartado a Devida de encabezar la lucha antidrogas en esta convulsionada zona. “Agricultura debería solo intervenir y apoyar a Devida, que tiene a profesionales especializados en esta lucha”, afirma.

INTERDICCIÓN CON ARMAS PROPIAS
Respecto de las acciones contra el ingreso impune de avionetas –en un 85% con matrícula boliviana–, Otárola informó que el Estado Peruano ya cuenta con la tecnología necesaria para comenzar una interdicción aérea.

“Tenemos que ejercer la soberanía sobre nuestro cielo. Hay un convenio suscrito con los EE.UU. desde el 2001 para no intervenir aeronaves civiles con medios tecnológicos norteamericanos, y por ello estamos adquiriendo radares de otros destinos y repotenciando los que ya teníamos”, comenta.

El jefe de Devida agrega que uno de los radares funcionará desde Puerto Maldonado para rastrear las avionetas ilegales según las rutas registradas.

Lee la nota completa en nuestra EDICIÓN IMPRESA