elcomercio.pe

Sociedad

1 Comentarios

La primera visita del ministro de Defensa al Vraem [FOTOS]

1 de 12

Ministro Mariano González se reunió con autoridades militares y civiles del Vraem. (Foto: Lino Chipana / El Comercio)

La primera visita al Vraem del ministro de Defensa, Mariano González, comenzó entre emociones fuertes: una joven asháninka, integrante del primer grupo del servicio militar femenino destacado en una zona de emergencia, no pudo reprimir el llanto cuando anunció que entonaría –en su idioma– una canción de su pueblo, “muy golpeado por la violencia”. Esta escena ocurrió en la base de Mazamari (Junín), punto de entrada a esta convulsa zona del país.

González comienza su gestión afrontando un viejo problema que, como él mismo dijo durante el recorrido, no es solo militar.

La siguiente escala fue la base de Valle Esmeralda, ubicada en una colina que domina parte del distrito de Río Tambo (en la selva de Junín). “Bienvenido a la mejor base contraterrorista del Perú y el mundo”, se lee en un letrero sobre la pared de madera de la sala de operaciones militares. Hasta no hace mucho era común ver desde este punto narcoavionetas buscando aterrizar en alguna pista clandestina. También eran comunes los hostigamientos senderistas.

–Escenarios diversos–
En el ámbito bélico, el Vraem está sufriendo algunos cambios. El último logro militar en la zona fue el abatimiento, en mayo de este año, de Abel Auqui López ‘Alejandro’, un mando terrorista de la zona.

En los últimos tres meses, ha habido cierto clima de tranquilidad, aunque no deja de haber riesgos. El general EP Fernando Acosta, jefe del Comando Especial Vraem, dijo que la atención está enfocada en lugares donde hay siembra de hoja de coca y producción de clorhidrato de cocaína, pues por los montos de dinero que están en juego requieren protección de sus territorios; esta protección la brindan columnas de Sendero Luminoso. Acosta menciona localidades como Mazángaro, Llochegua y Vizcatán del Ene para ilustrar esta lógica.

El almirante Jorge Moscoso, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, incluye en esta compleja aritmética (hoja de coca + clorhidrato = narcoterrorismo) a la sierra de Junín; tras la destrucción de casi 200 pistas de aterrizaje en la zona selvática del Vraem, el traslado de la droga se suele hacer a pie a través de ‘mochileros’ en zonas más altas. Esa es una guerra aparte.
 
–Dos caras del Vraem–
El problema del Vraem no es solo militar. En la comitiva de autoridades que acompañó al ministro González estaba Iván Cisneros, alcalde de Río Tambo (Junín), uno de los más grandes de la zona. También uno de los más pobres: 80% de desnutrición crónica infantil, 30% de niños con anemia, el 5% de la población con tuberculosis.

“El Estado ha orientado toda su ayuda a la parte del Vraem que está en Ayacucho y Cusco. Aquí tenemos presencia militar, no lo vamos a negar, pero no es lo que más necesitamos ahora”, dijo. Ahora requieren, por ejemplo, infraestructura básica en transporte: para llegar a Valle Esmeralda desde Puerto Prado, la capital del distrito, Cisneros debe navegar un día por río.

La última parada de los helicópteros fue Pichari (en Cusco). Este es el centro logístico de las Fuerzas Armadas en el Vraem. El personal de esta base no había tenido un día tan agitado desde el 9 y 10 de abril de este año, cuando, coincidiendo con la primera vuelta electoral, una emboscada terrorista en Santo Domingo de Acobamba (Junín) mató a ocho militares y dos civiles. Casi todos los cuerpos fueron traídos a la misma base donde ayer González llegó.

Pichari no es solo un epicentro para los militares de esta parte del país, sino también para los cocaleros de varias cuencas. Ayer, mientras González se reunía en privado con los mandos militares y luego almorzaba en una paila con la tropa, a pocas cuadras se llevaban a cabo actividades por el Festival Internacional de la Hoja de Coca y había varios alcaldes distritales de la zona jugando un partido de fulbito. Gestos políticos, al fin y al cabo.

Iván Cisneros, alcalde de Río Tambo, pide mayor presencia del Estado en esta golpeada zona. (Lino Chipana / El Comercio)

MÁS DATOS

Retirarán denuncia
Consultado sobre si el sector Defensa retirará la denuncia por traición a la patria interpuesta contra el programa “Panorama”, Mariano González dijo: “Por eso estamos acá, que no quepa la menor duda [de que la denuncia será dejada sin efecto]”. También señaló que los mandos militares del Vraem no serán relevados.

Cambio de políticas
“Hemos exigido que haya un cuidado exhaustivo de los recursos de inteligencia. Habrá cambios de personas, no de políticas”, comentó González en diálogo con este Diario.

Nuevas bases
González viajó al Vraem acompañado por Patricia Figueroa, viceministra de Recursos para la Defensa. Anunció la instalación de 19 nuevas bases antisubversivas.


Tags relacionados

Vraem

Ministerio de Defensa