Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Somos

"Rompecabezas magisterial", por Juan Carlos Tafur 

Hace unos días PPK se reunió en Palacio con dirigentes magisteriales, contrariando la estrategia diseñada por la titular de Educación, Marilú Martens; el de Interior, Carlos Basombrío; y el propio premier, Fernando Zavala

Ministros

El jueves el presidente recibió en Palacio a dirigentes del Sutep, tras dos meses de huelga. Días antes, la ministra de Educación había advertido descuentos a maestros huelguistas. (Foto: Presidencia Perú)

El jueves el presidente recibió en Palacio a dirigentes del Sutep, tras dos meses de huelga. Días antes, la ministra de Educación había advertido descuentos a maestros huelguistas. (Foto: Presidencia Perú)

El jueves el presidente recibió en Palacio a dirigentes del Sutep, tras dos meses de huelga. Días antes, la ministra de Educación había advertido descuentos a maestros huelguistas. (Foto: Presidencia Perú)

El Gobierno enfrentó una dura circunstancia con la prolongada huelga de maestros, que lo llevó a cambiar de estrategia intempestivamente, no sin dejar en el camino muchas dudas y críticas respecto de los pasivos políticos de semejantes cambios. 

El punto de quiebre fue el anuncio de PPK de sentarse a dialogar con los huelguistas, yendo a contrapelo de la inicial estrategia del Gobierno, mucho más dura. Se recuerda la frase lapidaria de la ministra Martens: “El lunes, el martes y el miércoles se les descuenta, y el jueves se les retira. Allí se inicia el proceso de convocatoria de reemplazo”; a la par de la admonición del Ministerio del Interior respecto de los casi cinco mil maestros vinculados al Movadef.

El periodista y analista político Fernando Rospigliosi lo resumió en un tuit: “Estrategia coherente: Basombrío dice que son senderistas, Martens que los va a despedir... y PPK los invita a dialogar a Palacio”.

Inicialmente, el Gobierno encargó el manejo del conflicto al Ministerio de Educación, luego derivó a la Presidencia del Consejo de Ministros (con la participación de los Núcleos de Inteligencia y la presencia del Ministerio del Interior) y finalmente escaló a nivel presidencial. 

Desde un inicio, la postura de Martens y de Basombrío fue de rigor (aunque se mantuvo negociaciones permanentes con los sectores ultras) y se capearon muchas presiones políticas vinculadas a flexibilizar las condiciones del diálogo. Al respecto, la voz cantante de los ‘dialogantes’ la llevaron los dos vicepresidentes, Mercedes Aráoz y Martín Vizcarra. La propia Aráoz se reunió con el CEN del Sutep el miércoles 9 a primera hora de la mañana. Y no es casual que Vizcarra haya acompañado al presidente en la gira a Moquegua en la que PPK anunció la instancia de diálogo palaciego. 

Al manejar inadecuadamente el tema, el Gobierno terminó contribuyendo a la radicalización inicial de los huelguistas. El anuncio de dureza del jueves de la semana pasada derivó en el escalamiento de la protesta, lo cual obligó a PPK a tomar decisiones extraordinarias. La cereza del pastel la puso la inopinada intervención del presidente anunciando el diálogo, lo que cogió por sorpresa a todos sus ministros, el premier incluido. 

Lee la nota completa de Juan Carlos Tafur hoy en Somos. 

Tags Relacionados:

PPK

Huelga de maestros

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías