30 de julio del 2014 18 °C

Conozca en qué se diferencia un televisor LCD de un plasma

Infórmese bien antes de comprar. La demanda y su fabricación explican variación de precios en el mercado

Conozca en qué se diferencia un televisor LCD de un plasma

Vea AQUÍ el cuadro con las principales diferencias.

Ahora más que nunca la oferta de televisores (en cuanto a marcas, modelos, tamaños y precios) se ha diversificado en el mercado local. Aprovecharemos este espacio para intentar resolver una de las primeras y principales dudas de los usuarios: ¿Cuál es mejor: un LCD o un plasma?

Más allá de qué tecnología usen para generar las imágenes, una de las principales dudas es sobre la diferencia de precios entre uno y otro. Según los expertos, esta se debe principalmente a temas del mercado.

“Todo depende de la estrategia comercial de las marcas que los proveen. Los plasma son de 40 pulgadas hacia arriba. En ese rango se han expandido en el mercado”, explica Jonny Herrera, gerente senior de producto de la División de Electrodomésticos de Samsung. “El costo de producción de los plasma es menor y no tienen demanda en tamaños pequeños”, agrega Francisco Shim, director de Línea Marrón de LG. Por su parte, Raphael Belaunde, jefe de Producto de Sony Bravia, sostiene que el plasma utiliza menos componentes, pero usa un marco de vidrio más grueso que lo hace más pesado que un LCD.

Estos especialistas coinciden en señalar que ambas tecnologías ofrecen alrededor de 60.000 horas de duración. En particular el LCD mantiene el brillo de su pantalla por más tiempo y no causa reflejos.

Con respecto a las dimensiones del televisor, inciden en que este debe ser proporcional al tamaño de la habitación donde se colocará. Asimismo, recomiendan ubicarlo en un lugar donde no incida la luz directa sobre la pantalla para obtener el máximo contraste.

DECISIÓN FINAL
En resumen, se trata de dos buenas tecnologías que responden a las distintas necesidades del público, aunque con sus diferencias (el plasma ofrece mayor contraste). Sin embargo, la palabra final está en el uso que se le quiera dar y la inversión que se esté dispuesto a realizar.

Muchas veces el tamaño, el diseño, la conectividad y la utilidad que se le quiera dar al televisor marcarán la diferencia al momento de la compra.

SEPA MÁS
Los representantes de los distintos fabricantes señalan que lo de la recarga de los televisores de plasma es solo un mito.

Aseguran que las pantallas vienen selladas y que jamás necesitarán una recarga de gas. Si empieza a fallar, es porque quizá ya cumplió su ciclo de vida útil.

Tags relacionados

LCD

Tecnología

tv digital