21 de agosto del 2014 17 °C

Del espacio al museo: inauguran exhibición del Endeavour en EE.UU.

El transbordador espacial yace horizontalmente sobre una plataforma anti-sísmica en el Science Center de California

Del espacio al museo: inauguran exhibición del Endeavour en EE.UU.

El museo California Science Center abrió sus puertas para que el público pueda ver el Endeavour, transbordador espacial que llevó a cuatro astronautas hispanos al espacio y que sirvió tortillas como parte de su menú.

El transbordador espacial de 78.000 kilos yace horizontalmente sobre una plataforma anti-sísmica, a unos dos metros de altura, dentro de un pabellón cubierto que también incluye uno de sus motores principales, un módulo interno y varios materiales interactivos.

La exhibición también incluye el pabellón “La historia de California”, que muestra llantas y el retrete de la nave espacial y resalta las construcciones y ensamblajes de partes de transbordadores hechos en este estado. Es en este pabellón donde uno puede enterarse que la tortilla es parte del menú espacial desde 1985, a raíz de un pedido del astronauta mexicano Rodolfo Neri Vela.

El transbordador, cuya última misión fue el año pasado, llevó a cuatro astronautas hispanos al espacio: Franklin Díaz Chang, Sydney Gutiérrez, Carlos Noriega (Perú) y Michael López Alegría.

LA IMPORTANCIA DE LA EXPLORACIÓN ESPACIAL
Uno de los astronautas invitados a la ceremonia de inauguración, que incluyó espectáculos musicales, fue el astronauta mexicoamericano Danny Olivas, quien viajó en el Atlantis en el 2007 y en el Discovery en el 2009.

Al igual que él de niño, cuando visitó un museo en Houston a los siete años, muchos muchachos verán la nave espacial y querrán ser astronautas e ir al espacio. Al pedirle un consejo para los niños, sin embargo, el astronauta retirado dijo que no tenía ninguno para los chicos sino para los adultos.

“Es nuestra responsabilidad (como adultos) inculcar a los niños el amor a la tecnología, ingeniería, matemáticas y ciencias porque eso no sólo les ayudará a llegar hasta la cima sino que, más importante aún, a través de eso lograrán trabajos bien pagados y podrán ayudar a nuestro país a seguir sobre la ola tecnológica que hemos visto en los últimos años y mantener a nuestro país competitivo”, dijo Olivas, de bisabuelos mexicanos. “Tenemos que seguir inspirando a los niños. Si nosotros los apoyamos, ellos nos seguirán”.

La opinión de Olivas fue la respaldada por el gobernador Jerry Brown, quien dijo que la exploración espacial es vital para el progreso del país.

Se prevé que el transbordador aumente el número de visitantes, de unos 1,8 millones ahora a más de dos millones de personas al año, dijo William Harris, portavoz del museo.

La nave espacial permanecerá donde está hasta el 2017, cuando será trasladado a un nuevo pabellón que se construirá próximamente. La maqueta de este pabellón, que es parte de la exhibición, muestra que el transbordador será situado verticalmente, en posición de despegue, al lado de escaleras que permitirán que el público lo vea tanto de arriba como de abajo.

El costo de todos los proyectos relacionados con el Endeavour en el museo ascienden a unos 200 millones de dólares, agregó el portavoz.

Desde su primera misión en 1992, el Endeavour realizó 25 misiones, incluyendo viajes para llevar partes a la Estación Espacial Internacional y reparaciones al Telescopio Espacial Hubble.

Es el cuarto transbordador espacial que termina en un museo de Estados Unidos, incluyendo el prototipo Enterprise. Los otros transbordadores en museos son el Discovery, en un hangar del Smithsonian Institution en Virginia; y el Atlantis, que el viernes saldrá del Centro Espacial Kennedy para ir al Complejo de para Visitantes del Centro Espacial Kennedy, a unas cuadras de allí.