Google puso a prueba sus globos en el Perú

El gigante de Internet puso a prueba su proyecto Loon por 98 días en cielo peruano. Quieren llevar conectividad al mundo

Google puso a prueba sus globos en el Perú

(Fotos: Google)

El proyecto Loon de Google tiene un objetivo claro: llevar conexión de Internet a los 4.000 millones de personas en el planeta que aún no cuentan con ella. El principal problema es el de la instalación de infraestructura en los lugares más alejados.

El proyecto propone el uso de una serie de globos estratosféricos, con una computadora dentro, que vuelan a unos 20 km de altura. Estos sirven como torres de interconexión, captando la señal de Internet móvil (LTE) desde la Tierra, para irradiarla luego a estas zonas de difícil acceso.


Mantener un globo firme, a la altura adecuada y solo con la posibilidad de que se mueva hacia arriba y hacia abajo es muy complicado. Y si a esto le sumamos que las corrientes de aire varían dependiendo de la zona del planeta, la cosa se pone más peliaguda. Entonces, el equipo del proyecto Loon decidió someter la actualización de su algoritmo de navegación a las desafiantes corrientes de la zona ecuatorial del planeta.

Así, uno de esos globos permaneció por 98 días sobre territorio peruano, marcando uno de los más importantes hitos en el desarrollo de este proyecto.


—Perú, el espacio ideal—

“Ha sido una importante oportunidad de aprendizaje para nosotros, y era una evolución natural del tipo de pruebas que hemos venido realizando en Latinoamérica en los últimos años. Los vientos en Sudamérica, en la zona del ecuador, son mucho más variables y difíciles de entender que, por ejemplo, los vientos fuertes y estables sobre Nueva Zelanda, que suelen ir en una sola dirección”, explicó a El Comercio Jacquelyn Miller, vocera del proyecto Loon.

El objetivo –según detalló Miller– era ver si el nuevo algoritmo podía maximizar la cantidad de tiempo sobrevolando un territorio determinado. “Perú ofreció un ambiente ideal para probar este globo”, agrega.

—Inteligencia artificial—

Aunque en el proyecto se empeñan en decir que solo se trata de un nuevo algoritmo, queda claro que se trata de un software capaz de aprender y tomar decisiones.

En este caso, el globo partió desde Puerto Rico y 12 días después llegó al territorio peruano. Sobre la zona de Chimbote (en Áncash, a casi 430 km al norte de Lima) se ubicó a unos 20 km de altura. Limitado por la posibilidad de solo moverse hacia arriba y hacia abajo, el programa tuvo que aprender a predecir los patrones del viento. Y cuando no pudo hacerlo, el globo se acomodó para retirarse hacia el Océano Pacífico y aprovechar nuevos vientos del este para recuperar su posición original.

“Antes de la actualización del algoritmo solo nos habíamos enfocado en solo colocar los globos en los lugares en donde debían estar. Anteriormente en áreas de este tamaño los globos solo se habían quedado menos de un día antes de moverse a otra ubicación”, indica Jacquelyn Miller, quien agrega que fueron 14 semanas las que el globo pudo mantenerse en una altura adecuada.

Después de estas pruebas extremas, se programó el descenso del globo sobre las llanuras de Ica, al sur de Lima.


Aterrizaje del globo en Ica. (Foto: Google)

Sin duda se trata de un gran avance en este proyecto que permitirá a las empresas de telecomunicación ampliar sus coberturas e integrar al mundo digital a una mayor cantidad de clientes. 


Tags relacionados

Google

Proyecto Loon