23 de abril del 2014 22 °C

Uso de audífonos podría ser la causa del aumento de sordera entre jóvenes de EE.UU.

La pérdida auditiva afecta a 6,5 millones de personas más que en 1990. Este mal, aunque sea leve, puede interferir en el desarrollo del lenguaje y el aprendizaje

Uso de audífonos podría ser la causa del aumento de sordera entre jóvenes de EE.UU.

El uso de audífonos para escuchar música podría ser una de las causas del aumento de la pérdida auditiva de los jóvenes adolescentes que según un estudio publicado hoy aumentó casi un 30% desde los años 1990.

El estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) señala que en 2006 uno de cada cinco adolescentes estadounidenses perdieron capacidad auditiva.

Los científicos analizaron los resultados de dos encuestas nacionales realizadas a jóvenes de entre 12 y 19 años y descubrieron que las dificultades auditivas afectaban al 14,9% de los adolescentes consultados entre 1988 y 1994, mientras que la cifra aumentó al 19,5% en la muestra realizada entre 2005 y 2006.

Esto supone que entre una encuesta y otra hubo un aumento de 6,5 millones de personas, lo que representa un aumento del 30,8%.

CAUSAS PROBABLES
Escuchar música a un volumen alto a través de unos audífonos, los pequeños aparatos electrónicos que se introducen en el oído para hablar con el teléfono celular o los dispositivos inalámbricos de música pueden estar tras este incremento de casos, señalaron los autores.

Los expertos apuntaron a que ésta puede ser una de las causas pero señalaron que no queda claro a qué volumen o durante cuánto tiempo tienen que usar estos aparatos para que se establezca una relación causa-efecto.

El estudio, dirigido por Josef Shargorodsky del hospital Brigham and Women’s de Boston (Massachusetts), indica que los chicos tienen una tasa más alta de pérdida auditiva que las chicas. Además, encontraron que los adolescentes que viven en familias bajo el umbral de la pobreza tienen más probabilidades de padecer problemas auditivos.

“Los adolescentes realmente subestiman la cantidad de ruido a que están expuestos”, indicó Shargorodsky.

CONSECUENCIAS
A menudo el individuo no lo nota, pero incluso una pérdida de audición leve puede ser una interferencia en el desarrollo del lenguaje y el aprendizaje. Además puede convertirse en un factor de distracción en el aula.

No obstante, señaló que se necesitan más investigaciones para determinar las causas de este aumento de problemas auditivos en los adolescentes.