BBC Mundo

Cinco preguntas sin responder sobre la crisis del Galaxy Note 7

Mientras que Samsung pide a sus usuarios que devuelvan sus Note 7, se mantiene la incógnita sobre qué salió mal con el móvil

Cinco preguntas sin responder sobre la crisis del Galaxy Note 7

Samsung está pidiendo de vuelta todos los Galaxy Note 7 después de que un gran número de ellos se sobrecalentara y explotara. (Foto: Getty Images)

La retirada del mercado de los Galaxy Note 7 de Samsung es un desastre sin precedentes para la empresa y para el sector de la telefonía móvil en general.

Ya antes ha habido retiros masivos de productos debido a problemas relacionados con las baterías: Nokia tuvo que pedir a sus usuarios que devuelvan 46 millones de baterías en el 2007 debido a temores de sobrecalentamiento.

"Dejen de usar el dispositivo, hagan una copia de seguridad de sus datos y apáguenlo", le pidió Samsung a los dueños de los Galaxy Note 7 el día después de que confirmara que había dejado de fabricarlos tras una serie de reportes de sobrecalentamientos y explosiones.

Así, los usuarios de la compañía tendrán la opción de recibir todo su dinero de vuelta o de cambiar el móvil por el Galaxy S7 o el S7 Edge y un reembolso parcial. Sin embargo, hay varias preguntas que siguen sin respuesta.

1. ¿Qué causó que los teléfonos se quemaran?

Cuando Samsung inició la primera llamada a revisión el mes pasado, dijo que la causa de las explosiones era "un problema de las baterías".

Un informe enviado por la compañía a los reguladores fue más específico: explicaba que debido a una falla en la producción, algunas de las baterías eran un poco más grandes de lo previsto, lo que causaba presión sobre ellas cuando estaban dentro de los celulares, de acuerdo con una filtración difundida por Bloomberg.

El asunto fue atribuido al fabricante de los componentes, Samsung SDI, y se suponía que había sido resuelto al reemplazarlas por baterías fabricadas por otra compañía, ATL.

Pero después de que varios teléfonos del segundo lote se sobrecalentaran también, no queda claro si el problema original fue mal diagnosticado.

Según The New York Times, los ingenieros de Samsung nunca lograron hacer estallar a los teléfonos cuando trataron de recrear la falla.

"Estamos trabajando con los organismos reguladores pertinentes para investigar los casos reportados sobre los Galaxy Note 7", fue el único comentario que hizo un portavoz de Samsung al respecto.

2. ¿Cuántos Note 7 se fabricaron y cuántos explotaron?

Samsung aún no ha revelado cuántos Note 7 fabricó exactamente antes de detener la producción. El 2 de setiembre, la compañía surcoreana dijo que 2,5 millones de dispositivos habían sido llamados a revisión.

El 27 de setiembre, agregó que más del 60% de los Note 7 que habían sido vendidos en Corea del Sur y EE.UU. había sido reemplazado por nuevos dispositivos. A esos dos países llegó la gran mayoría de los teléfonos que se vendieron. Solo unos 50.000 dispositivos llegaron a Europa.

Y el Note 7 volvió a venderse a nuevos compradores en Corea del Sur la primera semana de octubre. Todo suma un aproximado de cuatro millones de unidades.

La consultora IHS había previsto que Samsung fabricaría unos seis millones de Note 7 si todo hubiera salido según lo planeado. No está tan claro cuántos realmente se recalentaron.

Samsung dijo que había recibido "35 reclamos" en el momento de la primera llamada a revisión, y que había siete informes en los medios de comunicación de reemplazos afectados.

3. ¿Qué pasará ahora con todos los celulares?

Samsung ha dicho que va a tomar "todas las medidas" para recibir los dispositivos de vuelta. Por ahora, esto implica enviar correos electrónicos y notificaciones a los usuarios registrados.

En el momento del primer pedido de devolución, también emitió una actualización de sistema operativo que impedía que algunas de las baterías sean recargadas completamente.

Se especula que podrían imponerse otras restricciones, como un bloqueo completo, si los usuarios se niegan a retornar los dispositivos. También está la pregunta de qué hará Samsung con la montaña de móviles devueltos.

Un portavoz se negó a decir si podrían desarmarlos y reutilizar los componentes en otros productos. Un grupo de presión ambiental instó a actuar con responsabilidad.

"Los teléfonos móviles tienen materiales valiosos y preciosos dentro de ellos, cuyo proceso de extracción puede causar daño ambiental significativo y a veces puede ser llevado a cabo en pésimas condiciones de trabajo, en países en vías de desarrollo", dijo el director de Políticas de Amigos de la Tierra, Mike Childs.

"Todos los teléfonos deben ser 100% reciclado s al final de su vida, o cuando tienen que ser devueltos debido a las averías", indicó. "El medio ambiente no debe sufrir a causa de los errores de las empresas de telefonía móvil", agregó.

4. ¿Se compensará a los usuarios por cualquier accesorio que hayan comprado?

Muchos consumidores compraron carcasas, cubiertas para el teclado, lentes de tipo gran angular, lápices ópticos de repuesto, generadores de energía para sus Note 7 y baterías suplementarias.

Un portavoz de Samsung dijo que todavía estaba en conversaciones con los proveedores acerca de cómo cubrir estos costos.

Algunos propietarios también se preguntan si se les ofrecerá dinero en efectivo por devolver el equipo de realidad virtual que se incluyó con los pedidos previos al lanzamiento. Comprarlo por separado cuesta unos US$120.

El portavoz dijo que la compañía considera que esto ha sido un regalo, pero no se descarta algún tipo de compensación adicional.

5. ¿Podría Samsung traer de vuelta las baterías removibles?

La línea de productos Galaxy de Samsung se distinguía de los iPhone de Apple en que permitía a los usuarios retirar la cubierta trasera de los teléfonos y sacar las baterías.

Pero el Galaxy S6 y el Note 5 cambiaron esa característica para ayudar a Samsung a ofrecer diseños más compactos, con resistencia al agua añadida.

Algunas personas creen que Samsung podría haber evitado sus problemas actuales si no hubiera hecho ese cambio. Como era de esperar, la empresa no quiso hacer comentarios sobre sus futuros diseños. Pero un experto dijo que todos los fabricantes de teléfonos inteligentes revisarían sus planes.

"Hay una mayor demanda de energía para los teléfonos inteligentes modernos que tienen pantallas más grandes, de mayor resolución, procesadores más rápidos y conexión a Internet 4G, pero también hay una mayor presión para mantenerlos muy compacto s y permitir a los propietarios cargarlos rápidamente", dijo Ian Fogg, de IHS.

"Todo el mundo estará pendiente de los próximos lanzamientos de teléfonos inteligentes y encargando a sus equipos de ingeniería que revisen la manera en que su carga y las baterías funcionan para asegurarse de que no tienen el mismo problema", agregó.

"Samsung cuidará muy de cerca sus próximos modelos, ya que es posible que compartan algunos elementos de diseño con el Note 7".


Tags relacionados

Samsung

BBC