Evaluamos el Moto Z Play, un nuevo smartphone modular

El nuevo smartphone de Moto ofrece un gran desempeño y buena expectativa por el futuro modular

Evaluamos el Moto Z Play, un nuevo smartphone modular

El smartphone Moto Z Play ya está disponible en el mercado local con los operadores Movistar y Entel.

Motorola, ahora convertida solo en Moto –y desde hace poco propiedad de Lenovo–, lanzó hace algunas semanas la línea de smartphones Z, que tiene como particularidad la posibilidad de mejorar su configuración gracias a módulos externos.

 

Hace varias semanas atrás, Moto presentó de manera regional su nueva línea Z y aunque tiene tres versiones (Moto Z, Moto Z Force y Moto Z Play), solo la última está disponible de momento en el país.

Así es que probamos el smartphone Moto Z Play. Su diseño es muy sobrio, con esquinas redondeadas, con recubrimiento de vidrio por delante y detrás, y un borde metálico muy llamativo. Tiene muy buen ver. Sus dimensiones (156,4 mm x 76,4 mm x 7 mm y 165 g) lo hacen cómodo a la mano, aunque hay quienes pueden sentirlo un poco pesado. En la parte inferior trasera se puede notar un panel con pines al descubierto, pues es la zona en la que se insertarán los mods.

Su pantalla es de 5,5” Super Amoled, usa un procesador de ocho núcleos, tiene 3 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno, que se puede extender vía micro SD hasta 2TB. En el día a día sentí que corría muy fluido entre aplicaciones; el salto a la cámara no demoraba mucho y los juegos incidentales funcionaron sin problemas.


La cámara principal de este smartphone es de 16 MP (tiene autofoco láser) y la frontal es de 5 MP. En lo particular sentí que su desempeño era sobresaliente en buenas condiciones de luz. Se nota el trabajo realizado por Moto en sus últimos equipos para mejorar ese aspecto en el que siempre quedaba algo rezagado. Pese a ello, hay algo que extrañé: un estabilizador de imágenes. En video funciona de manera más que correcta.

 

 

 

Pero si hay algo por lo que este smartphone se destaca es por su batería no removible de 3.510 mAh. En diversas pruebas con una sola carga y uso intenso (mensajería, redes sociales, captura de fotos y videos, correo electrónico, visualización de videos, juegos, etc.), el equipo superó sin problemas las 30 horas de autonomía. Simplemente asombroso.

 

La propuesta de la linea Z es el uso de módulos, según se necesite. Para que quede en claro: este Moto Z Play no es que sea, por sí mismo, un dispositivo menor. No es así. Sin embargo, lo que ahora Moto busca es que cada usuario pueda mejorar el desempeño de su equipo según necesite.

El sistema modular es muy simple: funciona con pines magnéticos. Los modulares son muy sencillos de colocar y retirar. Pero lo más importante: no es necesario que se apague el equipo para intercambiar los mods.

El smartphone Moto Z Play  viene con un módulo que sirve a manera de protector muy llamativo. Es de nailon pero a primera vista parece que fuera de tela. Se siente muy bien en la mano, pero su principal problema creo que aparecerá cuando se ensucie.

Uno de los operadores locales ofrece el smartphone en pack con el módulo de parlantes JBL, que es simplemente sensacional. Tuve la oportunidad de probar tres de los cuatro Moto Mods que están en el mercado local. Las reseñas individuales de cada uno se publicarán en este espacio en breve.

 

Más información 

Precio: Desde S/899 con Entel Perú. Desde S/549 y desde S/699 en pack con el módulo de parlantes JBL.

Accesorios: Moto Mods Insta-Share Projector, Hasselblad True Zoom y el Incipio Grid-Off Power Pack.


Tags relacionados

Smartphones

Bruno Ortiz Bisso