La historia explosiva del Samsung Galaxy Note 7

Samsung dejó de fabricar el que, para muchos, era el mejor dispositivo del año. Falla en las baterías fue el detonante.

La historia explosiva del Samsung Galaxy Note 7

La presentación oficial del Galaxy Note 7 de Samsung se realizó el 2 de agosto y el día 19 empezaba la venta en determinados mercados como Corea del Sur y Estados Unidos. Poco después, el 24, se registra el primer incidente en Corea. (Foto: Reuters)

En la lucha de todos los años por demostrar quién tiene el mejor móvil del año, hay situaciones recurrentes: prototipos filtrados antes del lanzamiento oficial, equipos que fallan tras el inicio de la venta, teléfonos que se doblan, antenas que no funcionan y hasta sobrecalentamientos que han terminado en incendios o explosiones. 

Esto último le pasó a la coreana Samsung con su esperado Galaxy Note 7. Lo que parecían ser típicos casos de incidentes adversos se convirtieron en una serie de incidentes que llevaron a la coreana a decidir dejar de fabricar su más moderno dispositivo solo 70 días después de haberlo presentado al mundo.

—Perfecto, casi perfecto—

Los dispositivos de la línea Galaxy Note son phablets. Se trata de un punto medio en el camino entre los smartphones y las tabletas, definido inicialmente por el tamaño de sus pantallas (alrededor de las 6”) y accesorios como su lápiz táctil, pero luego por contar con elementos de última generación en sus configuraciones.

El segmento de las phablets fue inventado por la misma Samsung en el 2011.   Tal fue su éxito, especialmente entre los ejecutivos y ‘heavy users’ (usuarios intensivos), que cada año era de los dispositivos más esperados y los otros fabricantes empezaron a lanzar alternativas para este interesante segmento.

Este año, todos los sitios especializados coincidieron  en señalar que el Galaxy Note 7 era el mejor equipo del año. Incluso algunos, como Hipertextual o CNET,  aseguraron que era “lo más cercano a la perfección”. Entre las mejoras que ofrecía este dispositivo, estaban su atractivo diseño, su potente cámara, su nuevo sistema de desbloqueo del equipo por reconocimiento de iris y las nuevas funciones para su lápiz táctil.

La presentación oficial del equipo se realizó el 2 de agosto y el día 19 empezaba la venta en determinados mercados como Corea del Sur y Estados Unidos. Poco después, el 24, se registra el primer incidente en Corea.

Un problema en la construcción de las baterías (tercerizado por Samsung) fue el causante de los primeros problemas.

Pasaron los días y se conocían nuevos casos. Incluso las aerolíneas se vieron en la necesidad  de pedirles a los pasajeros propietarios de este modelo mantenerlo apagado durante todo el vuelo.

Hicieron el recambio de equipos, pero los nuevos también empezaron a fallar. Aún se desconocen las razones de este nuevo fallo.

—Lo que se viene—

Samsung decidió detener la producción del Galaxy Note 7 a inicios de esta semana. ¿Podrá recuperarse la coreana de este duro golpe?

“Creo que el nombre Note ha muerto. No creo que haya una versión 8. Puede que el nombre se haya perdido, pero no creo que la línea vaya a desaparecer. Quizás usen otro nombre como Plus o Pro”, señaló a El Comercio Arturo Goga, bloguero especializado en tecnología.

“El Galaxy S8 va a ser la carta de garantía de Samsung para el próximo año.  Es el modelo llamado a recuperar la confianza del usuario”, opina por su parte Jesús Véliz, periodista tecnológico.

 

Otros datos

 

Nunca hubo Note 6. En el 2015 Samsung lanzó el Galaxy Note 5. Para este año decidió saltarse hasta el 7. Según CNET, fue para competir directamente con el iPhone 7, que también se lanzó este año. 

El primer note curvo. En el 2014 se lanzó el Galaxy Note Edge, una versión idéntica al Note 4, con la única diferencia de tener uno de los bordes de la pantalla curvo. 

Competencia.Como alternativas al Note 7 están el V20 de LG, el iPhone 7 Plus de Apple y el Mate 9 que presentaría Huawei hacia finales de este año.


Tags relacionados

Samsung