23 de abril del 2014 20 °C

Cinco figuras locales que bajaron de peso en serio en los últimos doce meses

Luego de la reaparición de Katia Palma con renovada silueta (bajó 28 kilos), un repaso por otras sonados adelgazamientos en la televisión y la política

Cinco figuras locales que bajaron de peso en serio en los últimos doce meses

Mónica Torres. La conductora de “Hombres trabajando para ellas” decidió el año pasado que su peso —que había aumentado notoriamente desde sus días en la recordada “Mil oficios”— era una amenaza a su vida y se decidió a reducir medidas y aumentar salud. Desde su operación de banda gástrica, en octubre de 2010, la conductora había perdido 45 kilos de peso a mediados de año.

Magdyel Ugaz. La amiga de la Torres se le adelantó y también tuvo una dramática baja de peso. A fines del año pasado confesó que combatió su problema de tiroides y ansiedad con un tratamiento médico y dieta: su peso cayó de los 102 kilos a los 58. Y “la Teresita” sigue rumbeando en “Al fondo hay sitio”, aunque más ligera.

Johanna San Miguel. La actual conductora de “Lima limón” antes se hizo popular como “Queca”, la ‘barbie’, la “despampanante rubia” de “Pataclaun”. Pero durante el año pasado y este, evidenció también un aumento de peso en su generosa figura. Y aunque no ha declarado cuál ha sido su método, sí ha explicado que su notorio adelgazamiento responde a su intención por mejorar su salud. Y vaya si ha generado los halagos de más de uno.

Amparo Brambilla. Fue justamente “Vanessa” la tía y modelo de “la Teresita” en “Al fondo hay sitio”. Pero tres décadas antes de ello, fue la monumental vedette de moda, el ícono sexual de los ochentas, las caderas más peligrosas de cualquier programa cómicos y revista teatral de entonces. Decidida a recuperar figura, salud y la gloria de esos años, la Brambilla se operó de la vesícula y tuvo una seria dieta líquida, baja en azúcares y carbohidratos. Hoy luce radiante y aunque es ya abuela es sin duda una de las figuras más atractivas de “Recargados de risa”.

Érika Beleván. Aunque siempre esbelta, la rubia “polizonta” decidió afinar su figura considerablemente luego de su sonada ruptura sentimental con el productor de “Magaly TeVe”, Ney Guerrero. Se puso a dieta y causó sensación en el último verano con renovada imagen.