27 de julio del 2014 16 °C

Descubra qué hay detrás de los bellos rostros de los noticieros

Mary Calixtro, Marisel Linares, Fernanda Kanno, Perla Berríos y Lorena Álvarez; además de la reportera Pamela Acosta, lo cuentan todo en entrevista con elcomercio.pe

Por Sonia del Águila

“Buenas noches, bienvenidos a una nueva edición más de… A continuación los avances de las principales noticias”. Es inevitable ver diariamente en los noticieros informes sobre crueles y censurables asesinatos, robos a mano armada, narcotráfico, violaciones… una y mil informaciones policiales que evidencian que vivimos en un país lleno de peligro e inseguridad. Pero, ¿qué puede hacer que una terrible noticia llegue al público con cierto placer? Acaso el secreto radica en quién y cómo la presente. Lo cierto es que, no hay nada mejor que despertar con un rostro bello informándonos sobre el acontecer nacional e internacional.

Rostros como los de la nueva camada de periodistas: las presentadoras de noticias Mary Calixtro, Marisel Linares, Fernanda Kanno, Perla Berríos y Lorena Álvarez; además de la reportera Pamela Acosta. Todas ellas tienen un denominador común: son bellas, jóvenes y eligieron ser periodistas. Una labor sacrificada, pero al mismo tiempo gratificante, que las mantiene muy cerca de la gente y paradójicamente lejos de quienes más quieren. Y es que estar en el momento preciso de la noticia no contempla hora, ni lugar. Hacer periodismo no es fácil y ellas mejor que nadie lo saben. Es una profesión de entrega, de lucha y retos constantes, de competencia, de triunfos y fracasos; pero también de múltiples satisfacciones.

¿Desea saber que hay detrás de estas seis lindas chicas? A continuación se lo contamos.

LORENA: EL ROSTRO DE “90 SEGUNDOS DOMINICAL”
Lorena Álvarez inició su carrera periodística siendo asistente de televisión en Canal 4, hasta que recibió la propuesta para ser presentadora de noticias en Canal N. Poco tiempo después cambió de casa televisiva, para asumir uno de los retos más gratificantes de su vida: conducir su programa propio.

Actualmente Lorena está al frente de “90 Segundos Dominical”, un espacio que se emite los domingos a las 7:00 a.m.. “Estoy muy contenta porque aquí llego a más gente y tengo un poco más de exposición, el cable tiene la limitación que no llega a todos”, comenta.

Recién casada (hace dos meses), Lorena está convencida que un rostro lindo no da credibilidad, mucho menos asegura la sintonía. “La gente se da cuenta si le mientes, hay que ser naturales para llegar al público. No es fácil estar al frente de la televisión, hay que ser originales, el reto es encontrarte a ti mismo… Admiro a Mónica Delta, pero las copias no sirven”, asegura.

LA CHINITA QUE QUISO SER ACTRIZ
Marisel Linares inició su carrera periodística haciendo radio en una emisora juvenil. Hasta que ingresó a Canal N para formar parte del equipo periodístico y empezó a hacer lo que realmente la hacía feliz. Hace tres años llegó a Frecuencia Latina, donde en más de una oportunidad ha conducido “A primera hora”. De lunes a viernes está al frente del noticiero del mediodía y el sábado conduce junto a Mary Calixtro, “Los sábados de 90 segundos”.

“Es muy sacrificado ser periodista. Nunca tienes feriados, ni horario fijo para trabajar, siempre viajas. Quien se anime a ser periodista tiene que saber que su vida no será como la de los demás, es muy complicado en todo sentido, hasta con el enamorado, por eso actualmente estoy sola. Cuando era niña mi ilusión era ser actriz, pero poco a poco me fui dando cuenta que mi verdadera pasión es el periodismo”, explica Marisel.

La guapa chinita está convencida que lo que busca el público en una presentadora de noticias es alguien que tenga empatía y sepa llegar a la gente. “Más que ser bonita o simpática se necesita saber comunicar. Antes un periodista solo tenía que repasar lo que tenía en el teleprompter, ahora no, si no tienes conocimientos no puedes enfrentar una cámara. Estoy convencida que ningún periodista es perfecto, pero admiro a Mónica Delta”, señala.

PERLA: EL ROSTRO DE “7MO DÍA”
No solo es un rostro bonito, también tiene talento. Nos referimos a Perla Berríos conductora de “7mo Día” y reportera de “Reporte semanal”. “Me inicié como practicante en Frecuencia Latina, luego continué como reportera y ahora soy presentadora de noticias”, refiere.

Perla reconoce que ser periodista, no solo es sacrificado, también es un trabajo de constancia y dedicación. “En realidad el trabajo es bien fuerte, solo descanso los días domingos y lunes. Cada semana es una semana diferente, con un nuevo reto que vencer y nuevos obstáculos que superar”, detalla.

Pese a que el trabajo absorbe su mayor tiempo, Perla no ha descuidado el plano sentimental de su vida: tiene pareja, un sociólogo con quien –asegura- vive un buen momento sentimental.

FERNANDA CANNO QUISO SER CORRESPONSAL DE GUERRA
Fernanda Kanno reconoce que su crecimiento profesional fue bastante vertiginoso y le da gracias a Dios por eso. Se inició como practicante en Red Global cuando tenía 19 años, al poco tiempo hizo la labor de producción en el programa “Cara a cara”, y como si sus ruegos hubiesen sido escuchados, a alguien se le ocurrió proponerle que salga a la calle a reportear, para luego conducir el noticiero.

“Yo quería ser corresponsal de guerra, hacer derechos humanos, temas sociales… Renegué un poco cuando me dijeron que querían que conduzca el noticiero (de Red Global), pero tenía que hacerlo porque era una orden que venía de arriba”, recuerda.

Kanno pasó luego a Canal N y actualmente conduce “Domingo al día” en América TV. “Estoy feliz en Canal 4. Es complicado ser periodista porque nunca sabes si la próxima semana vas a estar en Lima o en otra parte, es complicado porque muchas veces quedas mal con tu familia o tus amigos. Al principio me costaba entenderlo, pero ya me acostumbré”, precisa.

Aduce que aún le falta mucho por aprender y que el camino que debe seguir no es sencillo. No obstante, se mantiene firme a sus ideales y –asegura- que no descansará hasta cumplirlos. “Tengo 27 años y sigo esperando que lleguen más oportunidades a mi vida, mientras tanto leo bastante y sigo aprendiendo porque considero que uno nunca termina de aprender. Mis días libres los comparto con mi familia y mi enamorado, soy bien casera”, subraya.

PAMELA: SUS MEJORES REFERENTES PERIODÍSTICOS HAN SIDO SUS PROPIOS COMPAÑEROS
“Hasta hace poco estaba en el servicio local de noticias, era reportera, actualmente asumí nuevas funciones en la página web de noticias. Llevo cinco años en América Televisión y considero que los mejores referentes periodísticos que he tenido han sido mis propios compañeros, porque uno nunca deja de aprender, aunque si hablamos de gente con mayor experiencia, me quedo con Gustavo Gorriti, Laura Puertas…”, detalla Pamela Acosta.

Considera que es muy sacrificado ser periodista, y aunque es soltera y no tiene hijos, muchas veces el tiempo que tiene libre le queda corto. “Es sacrificado, uno no tiene horario, uno sabe en qué horario entra, pero no en qué horario sale. Cuando estoy en mi casa trato de descansar. Me gustaría seguir desarrollándome en el canal, seguir desarrollándome en el área en que estoy y hacer que siga creciendo”, remarca.

MARY CALIXTRO COMPARTE EL PERIODISMA CON SU FACETA DE MADRE
Mary Calixtro se inició como relacionista pública, al poco tiempo empezó la aventura periodística, como ella llama a su incursión como reportera en “90 segundos edición central” y los sábados como presentadora de “Los sábados de 90 segundos” junto a Marisel Linares. “Ambas cosas me encantan porque cada uno tiene su encanto, de lunes a viernes es salir a la calle y no saber qué va a pasar, y los sábados conducir, que no es fácil, hay que preparase bastante”, aclara.

Es madre de una niña de 3 años. Su pareja es un médico que radica en el Perú, pero actualmente está en el extranjero. “Ya regresará, no me desespero. En mis días libres disfruto mucho con mi princesa (su hija Mikaela) salgo con ella, leemos libros juntas, voy al gimnasio, trato de compartir el mayor tiempo con mi familia”, confía.

El periodismo es parte importante en la vida de Mary. Recuerda con nostalgia y tristeza una de los primeros informes que hizo, sobre un niño de 9 años que fue atropellado por un camión que transportaba gas en Villa El Salvador. “Aún recuerdo esa imagen, en ese momento casi me pongo a llorar y entendí que siendo periodista tenía el deber de informar, pero también de ayudar para que cosas tan terribles como esa no vuelvan a pasar”.