20 de abril del 2014 17 °C

Ministra de Educación pidió promover valores éticos en programas de TV

“Hay que enseñarles a los niños y adolescentes a ver los programas con sentido crítico”, dijo Patricia Salas al referirse a los ‘realities’ con pruebas y desafíos entre concursantes

Ministra de Educación pidió promover valores éticos en programas de TV

La ministra de Educación Patricia Salas hizo un llamado a los medios televisivos locales para que promuevan valores éticos en sus programas, sobre todo aquellos de competencia juvenil, que son vistos por niños y adolescentes.

Tengo que hacer un llamado a los medios de comunicación para que actúen con responsabilidad y consecuencia respecto a los programas que producen y emiten a la población, porque tienen la posibilidad de tomar decisiones para mejorar sus contenidos”, manifestó.

Salas O’Brien consideró que esos programas podrían aprovechar su buena sintonía para fortalecer la promoción de valores como solidaridad, autoestima, responsabilidad compartida, respeto por la propia dignidad y la de los demás.

PRINCIPAL RESPONSABILIDAD ES DE PADRES
La titular de Educación sostuvo que es muy importante saber orientar a los niños, niñas y adolescentes respecto a la valoración del contenido de los programas que ven en televisión.

En ese sentido, afirmó que esa es una responsabilidad que compete, principalmente, los padres de familia. “Hay que enseñarles a los niños, niñas y adolescentes a ver los programas con sentido crítico y aprender a construir una opinión propia y autónoma”, enfatizó.

CRÍTICAS A PROGRAMAS DE TV
Los programas televisivos de competencia juvenil, que actualmente registran altos niveles de audiencia, han recibido críticas por las pruebas y desafíos a los que someten a los concursantes.

Entre los retos que suelen enfrentar los participantes figuran, por ejemplo, la ingesta de productos en estado crudo, soportar el contacto con roedores, reptiles, moluscos u otros animales vivos, así como enfrentamientos con golpes.

Del mismo modo, se les critica a estos programas la simulación de relaciones afectivas entre los concursantes y el pobre nivel de cultura general de los concursantes.