La última entrevista a Elvira Travesí en el Perú

“Me voy llorando. De tristeza, porque me voy, y de felicidad, por lo vivido. Este es el broche de oro de mi vida”, dijo la actriz en el 2003 a la revista Somos. Ese año volvió a nuestro país tras 18 años de vivir en España, en cuya capital murió hoy

La última entrevista a Elvira Travesí en el Perú
La legendaria actriz Elvira Travesí falleció hoy en Madrid, España, a los 89 años de edad y luego de varios meses con un mal estado de salud. Tras soportar tres derrames cerebrales, la artista de televisión, cine y teatro, dejó el mundo seis años después de su última visita a nuestro país. En el 2003, la actriz de 'Nino' y de 'Maruja en el infierno', llegó a Lima para ser homenajeada en el marco del Festival de Cine Latinoamericano de Lima, de ese año. La Revista 'Somos' habló con ella en ese entonces. Fue la última vez que brindó una entrevista en nuestro país: *¿Qué olor le trae recuerdos?* El olor a rosas, porque mi marido siempre me regalaba rosas. *¿Qué imagen marcó su infancia?* ...En estos momentos estoy recordando cuando salimos, mis hermanas y yo, del colegio, un internado de monjas solo para mujeres, y nos recogieron mis papás. Yo tendría once años. Ibamos en el tren y mi papá me sentó en sus rodillas como jugando y yo me sentí rara, imagínate, como que tuviera algo de malo. Cosas de los colegios de monjas. *¿Qué es lo que más disfruta de esta etapa de tu vida?* Estar aquí. Gozo. Estoy feliz. No quiero que pasen los días. *¿Cómo es su vida en Madrid?* Cuando trabajo tengo que ir constantemente al centro. Voy en taxi al teatro Bellas Artes, al Fígaro. Cuando no trabajo no hago nada, estoy con mi bisnieto. *¿Qué ha sentido al llegar a Lima después de 18 años?* Mucha emoción. Estaba en el avión y ya quería ver Lima. *Usted ha dicho que no ha encontrado sus rincones ...¿Cuáles eran esos rincones?* El Berisso, donde íbamos a almorzar todos los días cuando trabajábamos en Panamericana, cómo ha cambiado, o la avenida Arequipa que se ha vuelto muy comercial. *¿Y cómo ha encontrado Panamericana?* He pasado por ahí y, a pesar de que algo me han comentado, no entiendo bien qué problemas ha habido, pero lo he encontrado todo roto. *Está un poco fea Lima, en general, ¿no?* No. Hay sitios bellos. Es grande, es hermosa. *¿Qué le aconseja a los actores que empiezan su carrera?* Que empiecen por donde deben. Por abajo, aunque sea gratis. Probando. Que no porque seas una modelo vas a ser la heroína de una obra. Hay que saber caminar, moverse, hablar, no porque tienes cara bonita te vas a poner a actuar. *¿Pero a usted no la llamaban también por ser bonita?* Yo no he sido bonita, por favor. *¿Qué personaje le ha costado más representar?* La Celestina, hija. La Celestina es un papel dificilísimo y nunca pensé que tendría el éxito que tuvo. Las críticas eran fabulosas. *¿Qué música le pondría a una película sobre su vida?* ¡Qué película sobre mi vida! Yo he sido una mujer muy sencilla, con marido, con hijos, no sería interesante una película sobre mi vida, habría que inventar mucho. *¿Qué ha ganado con los años?* Mucha experiencia; dos hijas maravillosas, además de buenas actrices, buenas hijas, no me las merezco; cuatro nietos adorados y un bisnieto que me tiene loca. *¿Qué ha perdido?* Me haces una pregunta tan simple, tan fácil de contestar: a Juan, mi marido. Hace 8 años lo perdí y me hace tanta falta...Siempre lo persiguieron las mujeres, y eso a él le gustaba, tuvo sus deslices incluso, como todos los hombres, porque todos son así, pero se los perdoné todos, porque era maravilloso conmigo y siempre estuvo a mi lado. Yo soy mujer de un solo hombre y lo extraño mucho. *¿Qué la conmueve?* Cualquier cosa. Cuando veo un niño, cuando no tienen qué comer, cómo quisiera poder darles algo, Dios mío. *¿Cuál ha sido la gran aventura de su vida?* Muy fácil también: el día en que me fugué con mi marido. Nuestros padres se oponían, sobre todo mi padre. Yo tenía 18 años y me fugué para casarme con él. *¿A qué le tiene fe?* Yo soy católica. Creo en Dios. *¿A qué le teme?* Lo que más le temo en este mundo es a morir en un incendio. Ruego todas las noches para que eso no ocurra. *¿Se esperaba el recibimiento que le han dado en el Perú?* No, ha sido, no digamos "una sorpresa", no encuentro la palabra, sorpresa te puede dar ver pasar a un ratoncito por tus pies, no, tiene que haber una palabra más grandiosa que sorpresa. Dime tú cuál es la palabra, yo no sé qué decirte, tanto amor, tanto afecto. *Ahora regresa a Madrid cargada, plena.* Me voy llorando. De tristeza, porque me voy, y de felicidad, por lo vivido. Yo creo que este viaje es el broche de oro de mi vida. *Pero todavía tiene usted para rato.* Yo quisiera vivir lo que Dios quiera, no me quiero morir mientras mi cabeza esté en forma.

Tags relacionados

entrevista

elvira travesi