24 de abril del 2014 23 °C

VIDEO: la noche de 1998 en que se juntaron todas las estrellas de la TV peruana

El 28 de octubre de ese año, la Universidad de Lima celebró los 40 años de la televisión nacional con un homenaje lleno de recordadas figuras de antaño. Aquí el video, que se difunde por primera vez

FERNANDO VIVAS

Fue una noche tan insólita que es un milagro que no se nos fuera de las manos. Teníamos a varios de los rostros más populares y egos más inflados del Perú, y había que ordenarles, con la ayuda de los atemorizados chicos de la Facultad de Comunicaciones, que recibieran su placa, mirándolos con cara de ‘fíjense que están en la universidad’, y conminarlos a que no hablaran y se sentaran tranquilitos para la foto final.

Cachirulo no pudo resistirse y mandó su célebre ‘becho para mis chingüengüenchones’ que nos puso colorados a todos los que fuimos cuatronautas en los tempranos 70. Yola Polastri se apareció con una minifalda que turbó a los profesores Isaac León, Óscar Quezada y Javier Protzel, encargados de entregar los diplomas. Augusto Ferrando, a quien temíamos más que a nadie, nos sorprendió con su discreción, pero hizo de las suyas cuando se levantó a apapachar a Guillermo Rossini. Lola Vilar estaba tan inquieta que se sentó encima del pobre Carlos Barrios Porras, el director de “Simplemente María”, para hilaridad de Lucho Carrizales, Regina Alcóver y Alicia Andrade.

Además de los citados, fueron homenajeados Pablo de Madalengoitia con una placa especial que se la entregó la rectora Ilse Wisotzki, Saby Kamalich que vino de México para recordarnos a “Simplemente María”, Linda Guzmán, la legendaria conductora de espacios femeninos que vino acompañada por su esposo Héctor Roca (sí, el de la disquera) y Ofelia Lazo, nuestra primera “Natacha”. También recibieron diplomas y hurras, por orden alfabético, además de los citados, otras figuras de los primeros tiempos de la tele: Genaro Delgado Parker, Carlos Oneto ‘Pantuflas’, Inés ‘Chacha’ Hormazábal, Hugo Muñoz de Baratta, Orlando Sacha, Mabel Duclós y su esposo Osvaldo Vásquez (primer locutor de la TV), Fernando Farrés, Esmeralda Checa, ‘Rulito’ Pinasco y Sonia Oquendo, Eduardo Cesti, Iván Márquez, Jesús Morales, Manie Rey, Vlado Radovich, Humberto Polar, Delfina Paredes, Hernán Romero, Jorge Souza Ferreira, Fernando Samillán, Gerardo Manuel, Sonia Seminario, Mariela Trejos y Enrique Victoria, quien habló en nombre de todos.

Como miembro del comité organizador del foro 40 Años de Televisión en el Perú, escribí los textos para los 41 homenajeados. Me quitaré una espina que me hinca desde entonces: no debí llamar “gorda nacional” a Esmeralda Checa, aunque invocara a “El tornillo”. Fue de mal gusto. Le ofrezco mis disculpas.

ALEGRÍA Y BOICOT
La noche fue feliz y se ve en las fotos y en el video. Pero los días previos sí fueron terribles, porque el Canal 4, cuyos 40 años se celebraban el 15 de diciembre, estaba preparando su gran fiesta y temía que nuestro homenaje anticipado desluciera el suyo. José Francisco Crousillat presionó de mil formas a la universidad para que cancelara el evento, pero no lo logró. También prohibió a sus figuras que acudieran a la cita. Humberto Martínez Morosini acató el mandato, pero las entonces ‘utilísimas’ Camucha Negrete y Meche Solaeche lo desobedecieron y fueron felices a recibir sus diplomas. El 4 hizo su evento en diciembre y reunió a un buen puñado de famas, pero no tantas como la U. de Lima.

Le pregunto a María Teresa Quiroz, entonces decana de la Facultad de Comunicaciones, si recuerda dónde se gestó la idea del foro: “Algunos profesores de la facultad nos pusimos a conversar sobre cómo celebrar los 40 años de la televisión”. Luego se formó un comité organizador donde fuimos enrolados otros profesores. En la primera reunión lanzamos varias ideas y la que más nos entusiasmó fue organizar la visita en masa, por primera vez en la historia de los solemnes campus peruanos, de los populares pioneros de la tele. Y pusimos manos a la obra. Las leyes de la nostalgia han querido que el video del encuentro se haga público por primera vez.