22 de agosto del 2014 17 °C
Mundo

Lunes 25 de junio del 2012 13:36

Argentino camina desde Ushuaia hasta Alaska por los niños pobres

Jorge Rey Grange planea recorrer 30.000 Km hasta 2015. En cada ciudad por la que pasa promueve donaciones a favor de los infantes de la calle
Argentino camina desde Ushuaia hasta Alaska por los niños pobres

Solo con un perro de compañía y caminando por algunos de los más fríos parajes del planeta en un viaje que busca unir los dos extremos de América. Así va Jorge Rey Grange, quien hoy se apresta a iniciar una etapa más de su larga travesía de 30.000 kilómetros, la cual, según lo previsto, lo llevará hasta Alaska y culminará en 2015 en la ciudad estadounidense de Fairbanks.

Rey Grange, quien busca obtener su sexto récord Guinness, tiene 32 años y el 29 de mayo partió de la localidad argentina de Ushuaia. Actualmente se encuentra en la ciudad santacruceña de Río Gallegos, en Argentina. Su larga odisea, denominada “Caminando por la vida”, tiene un buen propósito: ayudar a los niños de bajos recursos.

En cada ciudad por la que pasa, este caminante busca promover, con el apoyo de las autoridades locales, donaciones de alimentos y ropa a favor de los niños de la calle. “Mi sueño es lograr un día sin hambre para todos los niños del mundo”, indicó el aventurero, según informó el diario argentino “La Capital”.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Jorge cruzará la Patagonia Argentina. En 2001 lo hizo en bicicleta y con el mismo propósito: llegar a Alaska. Sin embargo, la crisis que azotaba su país natal en aquella época lo dejó sin apoyo, lo que lo llevó a abandonar su viaje tras llegar a Panamá en 2002 y encontrarse desnutrido y pesando 65 kilos.

Los viajes de este argentino comenzaron cuando era solo un niño. A los 11 años, tras irse a vivir a Buenos Aires y empezar a vivir solo en la calle por razones que prefiere no especificar, regresó a su ciudad natal, Santa Cruz, “de mochilero”.

Jorge Rey Grange camina portando un equipaje de unos 70 kilos, “entre carpa, ropa, enseres, botiquín y otros elementos para el viaje”. Esto lo lleva en un remolque armado “con piezas de camas de metal y partes de bicicletas, que tiro con un arnés sujeto al cuerpo”, detalló el viajero, cuya única compañía de viaje es UN perro, llamado Caminante.

Para seguir la travesía de Jorge ingresa a la cuenta de Facebook AlaskaPata.

Tags relacionados