22 de septiembre del 2014 16 °C
Mundo

Viernes 23 de noviembre del 2012 09:40

Matamata, el pueblo que se volvió famoso como "Hobbiton"

Esta localidad de Nueva Zelanda se ha convertido en uno de los destinos turísticos estrella del país gracias a ‘El Señor de los Anillos’ y El Hobbit

Wellington (DPA)

Hace una década, Matamata era una adormecida localidad en el centro de la Isla Norte de Nueva Zelanda, bien situada para los viajeros que necesitaban parar a tomar algo. Hoy se la conoce mejor como “Hobbiton”, y es uno de los destinos turísticos estrella del país.

Unos 1,9 millones de visitantes se han acercado a “Hobbiton” en los últimos diez años, y la ciudad espera un nuevo aluvión estos días, ante el esperado estreno de ‘El Hobbit’, primera entrega de la nueva trilogía que antecede a ‘El Señor de los Anillos’.

Todo empezó en 1998, cuando el cineasta Peter Jackson se subió a una avioneta en busca de localizaciones para enmarcar el clásico de JRR Tolkien. Su objetivo era encontrar un lugar en el campo, que no estuviera marcado por edificios característicos, centrales de energía ni carreteras, y que pudiera transformarse en “Hobbiton”, el pueblo primitivo de los pequeños y peludos hobbits.

Una granja familiar a las afueras de Matamata, situada a medio camino entre la capital de provincia, Hamilton, y la turística Rotoura, resultó perfecta. Contaba con un lago y con el llamado “árbol de la fiesta” ideado por Tokien. Y aunque era solo una de las más de 100 localizaciones que Jackson usó por todo el país, es la única que sobrevive a la completa destrucción de todos los sets, como ordenaron los productores a fin de proteger la propiedad intelectual.

No obstante, que no hubiera nada para ver en el resto de lugares donde se rodó la trilogía no detuvo a los fans. Una guía sobre las localizaciones de “El Señor de los Anillos” ha vendido más de 500.000 ejemplares y las agencias de turismo saben exactamente por dónde caminaban los hobbits y dónde se libraban las batallas. Pero como único escenario superviviente, “Hobbiton” se ha convertido en centro de estas visitas, pese a que ya solo quede un “Hobbiton fantasma”.

ESCENARIOS Y PARAJES DE PELÍCULA
Según contó a dpa Sue Whiting, de la oficina de información turística de Matamata, el número de visitantes registrados pasó de unos 50.000 anuales a 260.000 en 2004, cuando la última entrega de la trilogía “El Señor de los Anillos” llegó a los cines. Todos querían fotografiar la enorme señal situada en la carretera de acceso a la localidad, en la que se lee “Bienvenido a Hobbiton”.

“Hobbiton” fue reconstruida por completo el año pasado para el rodaje de la nueva trilogía inspirada en “El Hobbit”, y ahora puede verse exactamente igual que como aparecerá en la gran pantalla el próximo 28 de noviembre, explica Whiting. Ese día tendrá lugar en Wellington el esperado estreno mundial de “El Hobbit: Un viaje inesperado”. Y “Hobbiton” se prepara para un aluvión de turistas en busca de las 44 cuevas de hobbit, el pub “Green Dragon”, un molino, un puente de doble arco y el famoso “árbol de la fiesta”.

FIEBRE HOBBIT
En la Isla Sur, en el otro extremo del país, numerosas compañías de turismo llevarán a los visitantes por los imponentes paisajes de montaña donde se rodaron muchas de las escenas de acción. “Podemos demostrar al 100 por 100 que lo trasladamos a las localizaciones exactas de la trilogía, donde podrá ver armas y ropa. ¿Qué más se puede pedir?”, anuncia la compañía Lord of the Rings Tours.

“Siga los pasos de Frodo y Sam desde la verde y exuberante Tierra Media a los bosques, los ríos e incluso las oscuras tierras de lava y ceniza del Bosque Negro. A lo largo del camino, reconocerá fácilmente los lugares de las épicas batallas e imaginará que aún escucha el ruido sordo de los caballos, el choque de las espadas”, reza la publicidad de Red Carpet Tours.

En Wellington, o “Wellywood”, la compañía Weta Digital Effects de Richard Taylor, creadora de los entrañables personajes de las dos trilogías, permite echar un vistazo entre bastidores en el Weta Cave Museum. Incluso los servicios de correos neozelandeses han lanzado una serie de sellos y monedas inspiradas en “El Hobbit” y el nuevo video sobre seguridad en el vuelo de Air New Zealand se convirtió en un hit global: tras sólo cuatro días, recibió más de seis millones de visitas en YouTube.