25 de octubre del 2014 18 °C
Noticias

Martes 25 de septiembre del 2012 10:54

Cinco cataratas que debes visitar alguna vez en tu vida

Iguazú, Gocta y el Salto del Ángel son algunas de las caídas de agua que nos ofrecen un espectáculo imperdible en medio de mágicos entornos naturales

Cataratas de Iguazú: Son consideradas una de las siete maravillas naturales del mundo. Repartidas entre Argentina y Brasil, las 275 caídas de agua –entre ellas la famosa Garganta del Diablo- ofrecen un impresionante espectáculo. Desde el lado brasileño obtenemos una gran vista panorámica que nos revela la majestuosidad de este entorno, mientras que el lado argentino nos da la oportunidad de estar cerca de los saltos de agua e incluso de dar un paseo en bote hasta el pie de uno de ellos para sentir de cerca todo el poder del agua. Ambas visitan se complementan y nos regalan una experiencia única.

El Salto del Ángel: En el Parque Nacional Canaima, en el estado de Bolívar (Venezuela), se encuentra esta impresionante caída de agua que gracias a sus 979 metros es considerada la catarata más grande del mundo. Pese a su difícil acceso por la selva, el Salto del Ángel es uno de los principales atractivos turísticos venezolanos.

Cataratas del Niágara: Están ubicadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá y son, según la revista de turismo “Travel + Leisure”, uno de los cinco lugares más visitados del mundo. Además, para muchos es uno de los destinos más románticos que existen. El lado canadiense ofrece las mejores vistas del lugar, mientras que el estadounidense le da al turista la posibilidad de dar un paseo por la Cueva de los Vientos para llegar al pie de la caída llamada Velo de novia.

Catarata de Gocta: Esta caída de agua de 771 metros de altura está ubicada en el departamento de Amazonas, al nororiente del Perú. Gocta se alza imponente en medio de un extraordinario entorno natural pintado de verde. Imperdible.

Cataratas Victoria: Este salto de agua del río Zambeze está ubicado en la frontera entre Zambia y Zimbabue, en el continente africano. Además del extraordinario espectáculo visual que nos ofrece, las cataratas Victoria tienen un atractivo muy especial: la llamada Piscina del Diablo, una piscina al pie de la caída de agua en la que solo es seguro bañarse entre los meses de setiembre y diciembre.

¿Conoces alguna de ellas? ¿Añadirías otra a la lista?